Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El CNT dice tener pruebas de que compañías extranjeras vendieron armas a Gadafi

Ha denunciado este lunes que cuenta con datos que acreditan la venta de armas al régimen

El Consejo Nacional de Transición (CNT) libio, el órgano administrativo de los rebeldes que han combatido contra el Gobierno de Muamar Gadafi, ha denunciado este lunes que cuenta con datos que acreditan la venta de armas al régimen por parte de compañías chinas y occidentales pese al embargo impuesto en este sentido por Naciones Unidas. Así lo ha apuntado un portavoz militar, Abdul Rahman Busin, que en declaraciones a Reuters ha avanzado acciones legales y diplomáticas para responder a este contrabando, confirmado a través de "muchas fuentes" y tras "meses" de pesquisas.

"Vamos a responder a través de los cauces legales, a través de los tribunales internacionales, así como mediante la propia Naciones Unidas, ha añadido, sin especificar qué acciones podrían adoptarse contra las empresas, individuos e incluso Estados que puedan estar implicados en esta venta de armas.

Busin ha explicado que algunos documentos localizados en Trípoli tras la toma de la ciudad "señalan que varios países habían estado suministrando armas a Gadafi y miembros de la Inteligencia". Según el portavoz militar, los sospechosos de estos contratos "tenían sus propios mercenarios que les ayudaban, aunque no está claro todavía si estaban vinculados a gobiernos de forma directa o se trataba de individuos particulares".

La documentación localizada por los rebeldes especifica "cantidades, tipos y ruta" de las armas vendidas al régimen de Gadafi y que, según Busin, llegaron a través de Argelia. El precio de estos acuerdos sería de "casi 200 millones de dólares" y en ellos se incluirían munición, pistolas, rifles automáticos, granadas, rondas de mortero y cohetes. "Es una lista muy larga", ha apostillado Busin.

Lo que queda por aclarar es el nombre de las empresas implicadas en esta supuesta venta de armas ya que, como ha explicado Busin, aún no disponen de "una lista de compañías". A favor, el gobierno rebelde contaría con que "sólo algunas empresas en el mundo siguen produciendo armas", lo que "estrecha mucho" la búsqueda.

La implicación china

China respondió precisamente este lunes a la publicación en prensa de documentos en los que se pone de manifiesto que compañías públicas del gigante asiático ofrecieron armas al régimen libio. Pekín ha salido al paso confirmando la existencia de reuniones entre miembros de estas compañías y enviados libios en julio pero aclarando que el Gobierno no tenía constancia de dichos encuentros.

Busin no ha querido aclarar, no obstante, si el CNT penalizará a la hora de repartir los contratos de reconstrucción y de petróleo a países como China por su falta de contundencia a la hora de condenar las acciones del Gobierno de Gadafi.

El director del denominado Equipo de Estabilización dentro del CNT, Aref el Nayed, se ha referido a esta cuestión y ha matizado que "la Libia libre está dispuesta a tener buenas relaciones con toda la humanidad" y que, en esta nueva etapa, el país africano no "discriminará" a ningún país pese a la actitud adoptada en los últimos meses de combates.

"China es un miembro muy importante de la comunidad internacional y deseamos tener buenas relaciones con China, con Rusia y con todos loa países", ha agregado.