Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El CNE de Ecuador estudia prohibir los sondeos a pie de urna tras la polémica con las encuestas de Lasso

El presidente del Consejo Nacional Electoral (CNE) de Ecuador, Juan Pablo Pozo, ha anunciado este miércoles que el organismo está estudiando prohibir los sondeos a pie de urna, después de la polémica generada por las encuestas que daban la victoria al candidato de la oposición Guillermo Lasso, que finalmente no ganó los comicios el pasado 2 de abril.
En un discurso ante los legisladores electos, Pozo ha advertido de que "en adelante" no pueden publicarse "cifras" si no las da en primer lugar el órgano competente, en este caso, el CNE. "En caso contrario, se generan estos espacios de especulación de la gente", ha indicado, tal y como recoge el diario 'El Universo'.
En su intervención, el titular del CNE ha explicado que también se están estudiando regulaciones sobre propaganda política en redes sociales, si bien ha indicado que todavía no hay detalles de esta normativa, que se presentará en unas tres semanas.
La semana pasada, el CNE ratificó los resultados de la segunda vuelta de las elecciones, en los que el oficialista Lenín Moreno salió vencedor, después del recuento parcial de las cerca de 4.000 actas impugnadas por el movimiento opositor CREO, representado por Lasso, que había denunciado fraude por parte de la campaña de Moreno.
Moreno estuvo cerca de proclamarse vencedor en la primera vuelta del 19 de febrero, pero se quedó a unas décimas del umbral del 40 por ciento, por lo que tuvo que enfrentarse a Lasso en un 'balotaje' donde se impuso con más del 51 por ciento de los votos.
No obstante, antes de conocerse las cifras oficiales, la compañía Cedatos publicó un sondeo en el que daba cierta ventaja a Lasso. El titular de la empresa ha asegurado que revisó las actas de las 66.645 personas encuestadas el día de los comicios y que en todo momento el resultado coincidía con el que difundió el día de la contienda.
La Organización de Estados Americanos (OEA), que señaló que no había irregularidades en la segunda vuelta electoral, aseguró que "la gran disparidad entre los resultados de las distintas encuestas generó incertidumbre entre el electorado y llevó a ambos candidatos a declararse ganadores antes de conocerse los datos oficiales publicados por el CNE".