Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La CNDH condena la agresión por parte de un centenar de hombres armados contra varios periodistas en Guerrero

La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) de México ha condenado este domingo la agresión por parte de cerca de un centenar de hombres armados contra varios periodistas en el estado de Guerrero.
El organismo ha indicado en un comunicado que "permitir que grupos armados intimiden, agredan a violenten a periodistas obliga a que las autoridades de los tres órdenes de gobierno cumplan con garantizar la seguridad de la población y el libre ejercicio de la libertad de expresión en México".
Asimismo, ha indicado que se ha puesto en contacto con Eric Chavelas Hernández, del Sindicato Nacional de Redactores de la Prensa, para "ofrecer las acciones y el acompañamiento necesario a los periodistas agredidos".
"Guerrero es una de las entidades más peligrosas para ejercer el periodismo en México, por lo que es necesario que las autoridades establezcan las condiciones necesarias para garantizar que la labor de las y los periodistas pueda realizarse sin ningún tipo de afectación por parte de servidores públicos o particulares", ha señalado.
"Por ningún motivo puede permitirse que grupos armados intimiden, agredan o violenten el material de trabajo de las personas que ejercen el periodismo en el Estado de Guerrero o en alguna otra región del país", ha recalcado.
Los periodistas, tanto mexicanos como extranjeros, fueron despojados de su equipo de trabajo, del dinero que portaban y de un vehículo tras llegar a un retén instalado por los delincuentes en la carretera entre Iguala y Ciudad Altamirano a la altura de la localidad de Acapetlahuaya.
Los atacantes, armados, encapuchados y visiblemente drogados, retuvieron a los periodistas durante 15 minutos. Uno de los pistoleros amenazó a los periodistas: "si vemos que se detienen en el retén y dicen lo que les pasó, los vamos a comer vivos. Ahí tenemos halcones vigilando".
Aproximadamente a un kilómetro de distancia había un retén del Ejército desplegado para evitar la actividad de Los Tequileros y La Familia Michoacana, que se disputan el tráfico de droga en la región de Tierra Caliente.
La Procuraduría General de la República (PGR), a través de la Fiscalía Especial para la Atención de Delitos Cometidos Contra la Libertad de Expresión (Feadle), ha abierto ya una investigación sobre esta agresión.
La PGR ha condenado la agresión en contra de "personas dedicadas al periodismo y en agravio al ejercicio del derecho a la libertad de expresión, al tiempo en que reitera su compromiso de llevar a cabo una investigación inmediata y oportuna".
En lo que va del año, en Guerrero se han cometido más de 700 asesinatos presuntamente relacionados con la delincuencia organizada, una gran parte de ellos en poblaciones de la Tierra Caliente, donde existen vastas extensiones de cultivos de amapola y marihuana.