Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El CICR pide no dejarse "cegar" por una solución en Siria frente al sufrimiento de la población

El presidente del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR), Peter Maurer, ha advertido de que aunque se logre una solución política a la guerra en Siria seguirá habiendo "abrumadoras necesidades humanitarias" que cubrir y ha pedido que la búsqueda de dicha salida no ciegue al mundo frente al sufrimiento de los sirios.
Maurer, que ha completado este miércoles su quinta visita al país, ha subrayado que cada vez que viaja a Siria ve "más sufrimiento". "Las necesidades humanitarias son enormes y en las zonas del país afectadas por los combates en curso, estas necesidades están aumentando acusadamente", ha destacado en un comunicado.
El máximo responsable del CICR ha expresado su preocupación por las zonas de difícil acceso, donde "la irregularidad de la ayuda está exponiendo a la población a riesgos que incluyen una mala nutrición, agua sucia o atención médica inadecuada".
"Lo que está claro es que incluso si el conflicto termina mañana, la necesidad de ayuda humanitaria será abrumadora", ha subrayado en un comunicado, poniendo el acento en el sufrimiento que ha visto en las personas con las que se ha reunido durante su visita.
"Es obvio que es esencial una solución política para acabar con este sufrimiento", ha afirmado Maurer, para quien, "sin embargo, esta solución no puede distraer de las necesidades de las personas como las que he visto esta semana".
"La ayuda debe estar separada del proceso político y este proceso no debe cegar al mundo frente al sufrimiento del pueblo sirio", ha reclamado el presidente del CICR, pidiendo a las partes enfrentadas que faciliten el trabajo de la organización permitiendo "acceso más rápido y sin restricciones". "No podemos ayudar a las personas a las que no podemos llegar", ha incidido.
No obstante, se ha mostrado animado por el incremento en la ayuda que se ha conseguido repartir en 2016, "ocho veces más operaciones entre las líneas de conflicto que en 2015". "Desde que comenzó este año hemos repartido ayuda en 19 de estas opoeraciones", ha precisado.