Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El CICR insta a la comunidad internacional a iniciar un proceso de desarme nuclear sin precedentes

El Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) y la Media Luna Roja han instado este lunes a la comunidad internacional a iniciar unas negociaciones sin precedentes para adoptar un tratado que prohíba el uso de armas nucleares en aras de lograr su completa eliminación.
Según el CICR, que ha realizado el llamamiento con motivo del día Internacional para la Eliminación Total de las Armas Nucleares, podría tratarse de la primera vez en sesenta años que la prohibición de ese tipo de armas resulta viable. "Insto a todas las naciones a aprovechar esta oportunidad", ha indicado el presidente del CICR, Peter Maurer.
"Ha llegado el momento de que los líderes mundiales demuestren su liderazgo en relación con esta cuestión", ha añadido. Según el CICR, la posibilidad de que las armas sean utilizadas de forma intencionada o accidental supone un riesgo inmesurable para la población mundial, que se puede ver expuesta a consecuencias catastróficas.
"La historia nos ha permitido observar las consecuencias humanitarias del uso de armas nucleares, por lo que es un imperativo librar al mundo de esas armas", ha aseverado el presidente de la Federación Internacional de la Cruz Roja y la Media Luna Roja, Tadateru Konoé.
"Más de setenta años después del lanzamiento de las bombas atómicas en Hiroshima y Nagasaki, los médicos de los hospitales de la Cruz Roja Japonesa de ambas ciudades siguen atendiendo a miles de personas que padecen los efectos a largo plazo de esos ataques", ha señalado.
En relación a los arsenales existentes a nivel mundial, Konoé ha aseverado que "son más poderosos y destructivos que los que se emplearon en 1945". "Si se produjese un ataque de este tipo, el despliegue de ayuda humanitaria sería inviable", ha añadido Konoé.