Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La CELAC convoca una reunión extraordinaria para el 2 de mayo a petición de Venezuela

La Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC) ha convocado para el próximo 2 de mayo una reunión que se celebrará en San Salvador (El Salvador) a petición de la canciller de Venezuela, Delcy Rodríguez, quien solicitó un encuentro de los cancilleres para abordar las "amenazas" contra el orden democrático en el país.
En una comunicación enviada por el director general de política exterior y coordinador nacional para la CELAC, Jorge Alberto Arandao, El Salvador --que ejerce la presidencia 'pro témpore' del organismo-- ha aceptado la solicitud de Rodríguez y ha convocado el encuentro para la próxima semana.
"Tendrá como punto único de agenda tratar las amenazas contra el orden democrático constitucional en la República Bolivariana de Venezuela, así como las acciones intervencionistas contra su independencia, soberanía y autodeterminación", ha explicado en el texto, publicado en redes sociales por la propia ministra de Relaciones Exteriores venezolana.
Si bien ya se ha fijado la fecha, San Salvador ha matizado que el lugar donde se celebre "se definirá a la brevedad".
La tensión política en Venezuela alcanzó un nuevo pico el pasado marzo, cuando el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) despojó temporalmente de sus poderes a la Asamblea Nacional --controlada por la oposición desde 2016-- y dejó sin inmunidad parlamentaria a los diputados.
El Gobierno de Maduro ordenó dar marcha atrás en ambas decisiones, algo que el TSJ cumplió, pero la oposición y la Organización de Estados Americanos (OEA) consideran que se ha producido una "ruptura del orden constitucional" que requiere elecciones anticipadas.
Desde entonces la Mesa de Unidad Democrática (MUD) --coalición opositora-- no ha dejado de convocar manifestaciones que han acabado en enfrentamientos con las fuerzas de seguridad. Hasta ahora, 26 personas han muerto --once por los saqueos en El Valle-- y cerca de 1.300 han sido detenidas.
Maduro, por su parte, ha atribuido los hechos de violencia a grupos armados por la oposición que, según denuncia, pretende facilitar una intervención extranjera en Venezuela para derrocar a su Gobierno.