Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La CEDEAO resalta que es "posible" una intervención militar en Gambia si fracasa la vía diplomática

El presidente de la comisión de la Comunidad Económica de Estados de África Occidental (CEDEAO), Marcel de Souza, ha resaltado este lunes que una intervención militar en Gambia es "posible", después de que el presidente del país, Yahya Jamé, se haya negado a aceptar su derrota electoral.
"Nadie puede poner en duda la voluntad del pueblo, que se ha expresado", ha dicho, en una entrevista concedida a la emisora Radio France Internationale.
En la misma, De Souza ha recalcado que "Adama Barrow es el presidente electo", lamentando que Jamé haya dado marcha atrás en los últimos días tras conceder su derrota en un primer momento.
"Pesamos que se lograría una salida excelente, que honraría a la CEDEAO", ha argumentado, agregando que el organismo le reclama "que respete su compromiso con el pueblo para que su voluntad sea respetada".
Por ello, ha insistido en que el bloque regional "da prioridad a la diplomacia preventiva", si bien ha señalado que, si esta vía fracasa, "habrá que considerar decisiones más draconianas".
Los presidentes de Liberia, Nigeria, Sierra Leona y Ghana encabezarán una delegación que viajará este martes a Gambia para intentar mediar en la crisis política.
Barrow ha indicado que la delegación estará encabezada por la presidenta de Liberia y actual responsable de la CEDEAO, Ellen Johnson Sirleaf.
El Gobierno senegalés ha confirmado también la presencia del nigeriano Muhamadu Buhari, del sierraleonés Ernest Bai Koroma y del ghanés John Dramani Mahama.
El presidente electo de Gambia ha explicado que esta misión se reunirá tanto con él como con Jamé. Además, ha anunciado encuentros con varios gobernantes regionales, aunque no ha querido revelar con quiénes exactamente.
Barrow ha subrayado la necesidad de que haya "un periodo de transición rápido", tal como han pedido también varias organizaciones internacionales.
Jamé admitió la derrota en los instantes posteriores a la difusión de los resultados, pero ha terminado denunciando irregularidades.