Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La CCDHRN asegura que hay 140 presos políticos en Cuba, el doble que el año anterior

La Comisión Cubana de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional (CCDHRN) ha denunciado este lunes que en la isla hay un total de 140 presos políticos --condenados o procesados--, el doble que la cifra registrada en el mismo período el año anterior.
En su último informe, en el que revela los datos del mes de abril, la CCDHRN ha señalado que el número de "internos en el enorme gulag 'castrista'", procesados por motivos políticos, "se ha duplicado" desde abril de 2016, cuando había registrados un total de 70.
De los 140 presos de este año, un total de 54 forman parte de la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU), ha agregado. "Sin contar a miles y miles de personas inocentes que languidecen en las cerca de 200 prisiones, campos de trabajo y asentamientos penales, muchos de ellos dedicados a la producción de carbón vegetal con destino a la exportación", ha criticado.
La Comisión ha señalado que se han registrado además un total de 475 "detenciones arbitrarias", lo que supone 43 más que el mes anterior. "También confirmamos por lo menos once agresiones físicas, nueve casos de hostigamiento y dos 'actos de repudio'", ha señalado.
"En el último año la represión política presenta una evidente mutación: ahora está más extendida a lo largo del país y es más selectiva y menos ruidosa, al tiempo que evita las detenciones políticas, el régimen utiliza, cada vez más, la represión preventiva bajo la forma de amenazas policiales y otras acciones intimidatorias sistemáticas", ha indicado.
En este contexto, ha detallado que entre estas "acciones" se encuentran "prohibiciones para viajar dentro de Cuba o al extranjero, los registros domiciliarios, las confiscaciones arbitrarias de materiales, medios de trabajo y dinero, el espionaje y las campañas difamatorias, así como la imposición de multas abusivas y desproporcionadas".