Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Bruselas tramita una petición ciudadana para legislar contra el avance del extremismo en la UE

La Comisión Europea ha informado este miércoles del registro parcial de una Iniciativa Ciudadana Europea que emplaza a Bruselas a explorar la posibilidad de medidas legislativas para "evitar las consecuencias adversas del extremismo, sobre todo en el Mercado Interior".
La petición se llama "Stop extremismo" (Paremos el extremismo, en inglés) y a partir de su registro formal, previsto para el próximo 12 de junio, contará con un año para lograr los apoyos necesarios a escala europea para lograr que el Ejecutivo comunitario la estudie en profundidad.
Por el momento, su registro supone únicamente que Bruselas ha considerado "legalmente admisible" la petición, pero no supone un pronunciamiento sobre el fondo de la cuestión, sino que el objetivo que promueve se enmarca dentro de las competencias comunitarias.
Cumplido el proceso de un año, si la iniciativa comunitaria ha sumado al menos un millón de firmas, con apoyos de al menos siete Estados miembros, la Comisión deberá responder a la petición en un plazo de tres meses.
El Ejecutivo comunitario puede aceptar explorar las medidas legislativas o rechazar hacerlo, pero en ambos casos deberá justificar su decisión razonada públicamente.