Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Bruselas avisa de que habrá "menos de 18 meses" para negociar el 'Brexit' y espera acuerdo en octubre de 2018

Evita aclarar si Gibraltar será parte de las negociaciones porque las pautas se fijarán tras activar el proceso
El jefe negociador de la Comisión Europea para el 'Brexit', el excomisario francés Michel Barnier, ha avisado este martes de que apenas habrá 18 meses para negociar la salida de Reino Unido una vez que Londres active el proceso formal de divorcio --previsiblemente en marzo del próximo año--, por lo que espera un acuerdo en octubre de 2018.
Ello, además, permitiría al bloque comunitario celebrar las próximas elecciones europeas "con toda normalidad, a 27", en mayo de 2019, según los cálculos hechos por Barnier en su primera rueda de prensa desde que asumió la misión de negociador.
Las normas del Tratado de la UE establecen un plazo máximo de dos años para negociar la desconexión a partir del momento en que un Estado miembro invoque el artículo 50. Un periodo que incluye una fase de meses de ratificación por los Veintisiete y por el país de salida, lo que deja "menos de 18 meses para negociar" las condiciones del divorcio, ha explicado el comisario.
Barnier ha reiterado la disposición de iniciar las conversaciones "cuanto antes mejor", pero ha dejado claro que ello no ocurrirá hasta que se cumpla el proceso formal de activación. Una vez que la primera ministra británica, Theresa May, notifique que invoca el artículo 50, los socios podrán empezar "en unas semanas" las conversaciones.
Otra de las líneas rojas que defienden los Veintisiete es que las cuatro libertades del mercado interior "son indivisibles", por lo que no será posible que Reino Unido disfrute de un acceso libre al mercado único si restringe la libertad de movimiento de los trabajadores europeos.
"Ser miembro de la Unión Europea implica unos derechos y unos beneficios, ser un país tercero nunca puede tener los mismo beneficios, porque no tiene las mismas obligaciones", ha zanjado el negociador de Bruselas.
En cualquier caso, el excomisario de Mercado Interior ha abogado por "conservar la calma y negociar", al tiempo que ha señalado el interés de las partes en "no prolongar la incertidumbre" y el objetivo de los Veintisiete de afianzar el proyecto europeo pese al abandono de uno de sus miembros.
IMPOSIBLE NEGOCIAR ACUERDO DE ASOCIACIÓN EN PARALELO
En cuanto a las relaciones futuras y la intención de Londres de negociar un acuerdo de asociación en paralelo a las conversaciones de salida, Barnier ha recalcado que "jurídicamente" no es posible, porque la UE sólo puede firmar acuerdos de ese tipo "con países terceros".
No ha cerrado la puerta a la posibilidad de un "periodo transitorio" para evitar el vacío en las relaciones una vez se consolide el 'Brexit', pero ha considerado que sería en todo caso una fase breve. "Mientras no sepamos lo que Reino Unido está dispuesto a aceptar y a negociar, es difícil hablar de un periodo de transición", ha argumentado.
Barnier está en plena fase de contactos con las capitales para conocer de primera mano sus exigencias y limitaciones y espera concluir este trabajo en enero del próximo año. El excomisario ha visitado ya 18 de los Estados miembros y está previsto que el próximo viernes, 9 de diciembre, acuda a Madrid.
Para España una de las preocupaciones, además de la situación en que quedarán los miles de españoles que trabajan en Reino Unido, es el papel que desempeñará Gibraltar en las negociaciones, porque aspira a que el territorio no tenga voz en las conversaciones y el asunto se siga tratando de manera bilateral entre los dos Estados miembros.
Sobre este asunto Bruselas ha evitado aclarar su posición en las últimas semanas, con el argumento de que los trabajos están en una fase muy inicial para fijar la posición a 27 y que las líneas de la negociación con Londres se dibujarán una vez se active el artículo 50.
"Esas cuestiones que tienen que ver con el contenido de las negociaciones deberemos verlas tras la notificación del artículo", ha pedido el portavoz jefe de la Comisión, Margaritis Schinas, al ser preguntado por la situación de Gibraltar.