Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Bruselas anuncia 40 millones de ayuda humanitaria adicional ante deterioro en la región del Lago Chad

La Comisión Europea ha anunciado 40 millones de ayuda humanitaria adicional ante el agravamiento de la situación y las crecientes necesidades sobre el terreno en la región del Lago Chad, que ha recibido un total de 116 millones de ayuda comunitaria desde principios del 2016.
La ayuda europea cubrirá las necesidades humanitarias más urgentes como alimentos, nutrición, agua y servicios sanitarios, salud y protección para "los más vulnerables" en Nigeria, Camerún, Chad y Níger.
Nigeria, el país más afectado por la violencia del grupo terrorista de Boko Haram y que cuenta con casi dos millones de desplazados internos, recibirá 22 millones del paquete de ayuda europeo anunciado. Nigeria y Camerún recibirán siete millones cada uno, Níger, seis millones y Chad, cinco millones.
"La situación humanitaria en esta región frágil está alcanzando una dimensión extraordinariamente preocupante", ha alertado el comisario de Ayuda Humanitaria y Gestión de Crisis, Christos Styliniadies.
El comisario ha lamentado que "la difícil situación de seguridad y la falta de acceso a ciertas áreas obstaculiza de forma severa la capacidad de asistencia de las organizaciones humanitarias sobre el terreno" y ha reclamado "hacer todo" para que los socios humanitarios de la UE puedan entregar la ayuda de primera necesidad "rápido y seguro" a los necesitados.
La violencia de Boko Haram en el norte de Nigeria ha desestabilizado el conjunto de la región, forzando el desplazamiento interno de 1,8 millones de nigerianos, mientras que otros 169.000 han huido a Níger, Chad y Camerún. La región sufre de falta de alimentos y de acceso a servicios básicos y hay un riesgo elevado de epidemias por la falta de agua y servicios sanitarios.
AYUDA PARA ELECTRICIDAD PARA ZAMBIA
Por otra parte, el Ejecutivo comunitario también ha anunciado este jueves una ayuda de 65 millones para Zambia para ayudar a mejorar el acceso a los servicios de electricidad para un mínimo de 63.000 hogares, unas 300.000 personas con escasos ingresos en Lusaka a través de la rehabilitación de su red.
El programa, cofinanciado por el Banco Europeo de Inversiones, que aporta en préstamos adicionales otros 15 millones, apoyará "la rehabilitación de la red de distribución de voltaje bajo y nuevas conexiones que permitirán el suministro de servicios de energía fiables y asequibles" en zonas de renta baja y población densa en Lusaka, ha explicado el comisario de Desarrollo, Neven Mimica, durante la firma del acuerdo de financiación este jueves en Bruselas con el ministro de Finanzas zambiano, Felix Mutati.
"El programa apoyará la puesta en marcha del plan de inversión externa europeo que prioriza el desarrollo socioeconómico a través de la infraestructura y la energía en particular", ha agregado, en alusión al nuevo fondo acordado en la UE para apoyar las inversiones en África a fin de promover su desarrollo y atajar la inmigración irregular a Europa.
El programa también permitirá subvencionar conexiones gratuitas para hogares y microcréditos y actividades de formación en la gestión empresarial, para apoyar la utilización productiva de la electricidad por parte de pequeñas y medianas empresas y las mujeres en Zambia.