Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Bruselas destinará otros 9 millones de ayuda humanitaria en respuesta al deterioro en Malí y RCA

Los 28 aprueban desplegar decena de expertos para ayudar a restablecer la Administración y los servicios en las regiones de Mopti y Ségou
La Comisión Europea destinará otros nueve millones de ayuda humanitaria a paliar el deterioro en Malí y República Centroafricana y aliviar las consecuencias de los conflictos en ambos países.
"Los conflictos en Malí y República Centroafricana continúa provocando mucho sufrimiento entre las personas, que se ven obligadas a huir de su país", ha avisado el comisario de Ayuda Humanitaria, Christos Stylianides, que ha asegurado que la ayuda comunitaria contribuirá a "salvar vidas" en ambos países.
Los nuevos fondos, que elevan a cerca de 254 millones la ayuda humanitaria de la UE total para los países del África central y occidental en 2017, costearán bienes de primera necesidad como alimentos y medicamentos para la población y apoyo a las organizaciones humanitarias que trabajan en zonas afectadas por los conflictos en ambos países.
En concreto, el Ejecutivo comunitario destinará 5,5 millones para apoyar a la población en República Centroafricana, donde unos 2,4 millones de personas, casi la mitad de la población del país, necesita ayuda humanitaria debido al repunto de la violencia en distintas partes en el país. Más de 480.000 personas han huido a los vecinos Camerún, Chad, República Democrática del Congo y República del Congo.
Otros 3,5 millones se destinarán a aliviar las necesidades de la población afectadas por el conflicto en el centro y norte de Malí, donde 1,5 millones de personas necesitan ayuda humanitaria, así como para paliar el contagio del conflicto en Burkina Faso y Mauritania, que acogen más de 83.000 refugiados malienses.
En el caso de Malí, los Veintiocho han aprobado además el despliegue de un equipo de expertos para asesorar a las autoridades malienses, que han pedido ayuda a la UE, para restablecer la Administración civil y de los servicios para la población y combatir la creciente inseguridad en las regiones de Mopti y Ségou, en el centro y norte del país, respectivamente.
El equipo, compuesto por una decena de personas, se quedará inicialmente un año y operará desde Bamako en el seno de la Delegación de la UE en Malí, así como en Mopti y Ségou. El equipo, que contará con un presupuesto de 3,25 millones, complementará el trabajo de las misiones de la UE para entrenar a las fuerzas de seguridad y del Ejército maliense EUCAP Sahel Malí y EUTM Malí y también trabajará con otros actores como la misión de la ONU MINUSMA.