Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Bruselas destinará 88 millones para afianzar la seguridad y el desarrollo económico en África occidental

La Comisión Europea ha firmado cuatro proyectos por valor de 88 millones de euros para reforzar la seguridad y el desarrollo económico de los países del África occidental con la Comunidad Económica de Estados del África Occidental (CEDEAO) y la Unión Económica y Monetaria de África Occidental (UEMOA).
"Estos proyectos, por un valor total de 88 millones de euros, reforzarán la seguridad, facilitarán el comercio y mejorarán la resiliencia de las poblaciones en África occidental", ha resumido el comisario de Desarrollo, Neven Mimica, que ha firmado los cuatro proyectos con las dos organizaciones regionales africanas durante la cuarta reunión del Comité de Orientación Estratégica del Programa regional indicativo para África occidental, dotado con 1.150 millones de euros del Fondo Europeo de Desarrollo entre 2014 y 2020 en total.
El Ejecutivo comunitario destinará 25 millones de euros para apoyar el sistema de información policial 'WAPIS' para mejorar la cooperación en la lucha contra el terrorismo y las redes criminales que explotan el tráfico de drogas y el tráfico humano entre los países de la región y otros 15 millones al proyecto 'PESCAO' para atajar la pesca ilícita en la zona y atajar la inseguridad alimentaria, así como contribuir al desarrollo económico.
Asimismo, contribuirá 10 millones para el proyecto 'AFRITAC' para mejorar la gobernanza económica y la gestión de las finanzas públicas apoyando su armonización entre los países de la zona y su cooperación en materia de supervisión bancaria, mientras que los 38 millones restantes se dedicarán a mejorar la red de transportes, reducir las emisiones de C02 y acompañar inversiones mixtas con préstamos y ayudas.