Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Bruselas confirma que sufrió un ciberataque este jueves pero niega que se hayan filtrado datos

La Comisión Europea ha confirmado que sus servicios informáticos fueron objeto de un ciberataque durante la tarde de este jueves que provocó una ralentización de la conexión a Internet, pero ha negado que haya supuesto la filtración de información.
"Ayer por la tarde la Comisión fue objeto de un intento para saturar nuestra conexión a Internet. La Comisión adoptó acciones efectivas en respuesta y no hubo una interrupción del servicio. Sin embargo, la velocidad de la conexión fue afectada por un tiempo y no hubo filtración de información", ha expresado este viernes en rueda de prensa el portavoz del Ejecutivo comunitario, Margaritis Schinas.
Además, Bruselas ha garantizado que sus equipos de seguridad especializados en tecnologías de la información supervisan "constantemente" los sistemas informáticos y "están preparados para responder" en casos de ciberataques.
Con respecto al origen de este ataque, Schinas ha señalado que "la atribución es difícil porque los atacantes comparten y usan las mismas herramientas y métodos". "No tenemos información sobre el origen", ha apuntado, aunque más tarde ha reconocido que Bruselas "sabe más de lo que cuenta". "Me gustaría asegurar que nuestros guardias están vigilantes", ha sentenciado.
Además, preguntado por la coincidencia en el tiempo del ciberataque y la visita al edificio de la Comisión Europea del presidente de Ucrania, Petro Poroshenko, el portavoz ha asegurado no tener constancia de que ambas cuestiones estén relacionadas.