Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Bruselas cree que los acuerdos comerciales beneficiarían al lácteo y porcino, pero perjudicarían al vacuno

La Comisión Europea ha presentado este martes a los países de la Unión Europea un estudio sobre los efectos de los acuerdos de libre comercio en los mercados agroalimentarios europeos, según el cual los sectores más beneficiados de la liberalización serán el lácteo y el porcino y los más perjudicados serían la carne de vacuno y el arroz.
Bruselas ha elaborado, a petición de los socios del club comunitario, un estudio en el que analiza el impacto de 12 tratados comerciales tanto ya concluidos (como el de Canadá o el de Vietnam), como en fase de negociación (por ejemplo el TTIP o el de Mercosur). También otros que puedan ser renovados y aquellos para los que se puedan iniciar las negociaciones.
No obstante, el Ejecutivo comunitario ha advertido de que no incluye un análisis "exhaustivo" para una serie de productos, como las frutas y hortalizas, el vino o el aceite de oliva, debido a las limitaciones en la metodología. Tampoco recoge las potenciales medidas que se puedan adoptar para proteger a los sectores más sensibles.
Así, las conclusiones de la evaluación aseguran que los pactos comerciales reportarían "beneficios significativos" para el sector lácteo y el sector porcino. Por contra, las mayores "vulnerabilidades" serían las de la carne de vacuno y el arroz. En ambos casos, el estudio se refiere tanto a los efectos sobre las importaciones y las exportaciones como sobre los precios.
"Algunos Estados miembros y actores interesados han expresado reservas sobre los efectos acumulados de los acuerdos bilaterales de comercio que la UE ha concluido o está negociando. Este estudio responde a esas objeciones y muestra que el impacto de los tratados internacionales de comercio en la agricultura y el sector agroalimentario europeo es bastante positivo", ha explicado el comisario de Agricultura y Desarrollo Rural, Phil Hogan.
En el caso de los productos lácteos, Bruselas cree que será mayor el crecimiento de las exportaciones que el de las importaciones. En concreto, las mayores oportunidades de exportación para estos productos estarían en Estados Unidos, Japón, México y los países de Mercosur. El efecto combinado de los acuerdos comerciales conduciría a un incremento de la producción de leche del 0,7% en el escenario más ambicioso y del 0,2% en el conservador. El precio crecería entre un 2% y un 7%.
Por el contrario, las importaciones de carne de vacuno, procedentes principalmente de los países que forman Mercosur, podrían aumentar en hasta 356.000 toneladas, que producirían una caída de entre el 8% y el 16% de los precio. En cualquier caso, el informe subraya que estos efectos negativos podrían suavizarse gracias a un incremento del consumo de esta carne, para limitar la caída de la producción comunitaria a un 1,4% como máximo.
Con respecto al sector porcino, la Comisión Europea concluye que la UE tiene un interés ofensivo en las negociaciones de los tratados comerciales. Los mercados más prometedores en este sentido serían Japón, Mercosur y Estados Unidos. Sin embargo, este efecto se compensa con el aumento de las importaciones del sector avícola, que el estudio engloba en la misma categoría.
En el caso del arroz, el informe anticipa potenciales incrementos de las importaciones, dominadas por Tailandia, país al que se sumarían las procedentes de Estados Unidos y Mercosur. En el peor escenario, la producción de arroz en la UE se reduciría un 2%, mientras que los precios caerían alrededor de un 13%.
Más leve sería el impacto en el mercado del azúcar, producto para el que se eliminará el sistema de cuotas el próximo año. De esta forma, aumentarían las exportaciones procedentes de Brasil, el mayor productor mundial de azúcar, pero serían compensadas a través de una reducción de las importaciones de otros países y por incrementos en las exportaciones hacia Japón, Turquía o Estados Unidos. El impacto en el bloque comunitario se limitaría a un descenso de la producción del 1%.
Por último, el informe estima que los tratados de libre comercio podrían suponer importantes beneficios para el sector de las bebidas y el tabaco, con un incremento del valor acumulado de las exportaciones comunitarias de 700 millones de euros. Los socios con más oportunidades de exportación serían Mercosur, Japón y Vietnam.