Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Bruselas pide a los Veintiocho modernizar el acuerdo aduanero con Turquía

La Comisión Europea ha solicitado a los gobiernos de los Veintiocho un nuevo mandato para iniciar negociaciones con Turquía con el objetivo de modernizar el acuerdo aduanero entre ambas partes, en vigor desde 1996, ha informado en un comunicado.
El Ejecutivo comunitario ha explicado que la actualización de las relaciones comerciales entre la UE y Ankara es una parte "esencial" de los "esfuerzos" para profundizar sus relaciones en áreas que fueron identificadas en la cumbre bilateral de diciembre del pasado año.
Según Bruselas, la evolución del entorno económico y el "significativo" crecimiento del comercio entre el bloque comunitario y Turquía ha hecho que el pacto actual, de 1996, sea menos capaz de "gestionar los desafíos modernos de la integración comercial". Además, ha defendido que la modernización supondrá importantes beneficios económicos para los dos socios.
En concreto, la Comisión cree que la actualización y la extensión del acuerdo aduanero podría desbloquear oportunidades para las compañías europeas de los sectores de servicios y productos agroalimentario, así como en el mercado de contratación pública. En cualquier caso, ha asegurado que "el respeto a la democracia y a los derechos fundamentales" será "un elemento esencial del acuerdo".
Turquía es el quinto mayor socio de la UE en el comercio de bienes, con un valor bilateral que se ha multiplicado por cuatro en los últimos 20 años y asciende a los 140.000 millones de euros al año. El bloque comunitario tiene un saldo comercial positivo de 17.000 millones y es el socio más importante para Ankara, representando el 41% de todo su comercio. Asimismo, dos tercios de la inversión extranjera directa de Turquía proviene de la UE.