Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Bruselas insiste en que el acuerdo sobre clima de París "perdurará" aunque Trump retire a EEUU

La Comisión Europea ha reiterado su convicción de que el acuerdo internacional contra el cambio climático sellado hace año y medio en París "perdurará" en el tiempo "pase lo que pase", en referencia a la posible retirada de Estados Unidos que el presidente norteamericano, Donald Trump, podría anunciar este jueves.
"Pase lo que pase hoy, el Acuerdo de París seguirá adelante, perdurará, porque es nuestro interés compartido luchar por él", ha declarado el comisario de Energía y Clima, Miguel Arias Cañete, a través de su perfil oficial en Twitter.
Arias Cañete ha subrayado que el pacto auspiciado por Naciones Unidas para luchar contra el cambio climático es también "motor de crecimiento" para las economías de los países que lo suscriben, además de ser un instrumento "clave" para proteger el planeta.
"Estamos en el lado correcto de la historia", ha enfatizado el comisario español, en línea con lo expresado la víspera por el vicepresidente del Ejecutivo comunitario responsable de Clima, Maros Sefcovic, quien aseguró que la Unión Europea está dispuesta a asumir el liderazgo en este reto y advirtió de que no contemplan un "plan B" a París.
En cualquier caso, la eventual salida de Estados Unidos del acuerdo llevaría "años", tal y como auguró el miércoles el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, quien añadió que Trump "no conoce los detalles" del pacto suscrito, por lo que piensa que sí es posible una retirada inmediata.
Juncker se refería con esas palabras al artículo 28.1 del Acuerdo de París, que contempla la posibilidad de que una de las partes decida dejar de serlo, pero sujeto a determinadas condiciones.
Así, un país podrá solicitar su retirada con una petición escrita que será legalmente efectiva solo un año después de haberla presentado y no podrá presentar dicha solicitación hasta que hayan pasado al menos tres años desde la entrada en vigor del Acuerdo de París.
En la práctica ello implica que aunque Trump anunciara esta semana el abandono de Estados Unidos, legalmente no podrá solicitarlo hasta noviembre de 2019 (el convenio internacional entró en vigor el 4 de noviembre de 2016) y no se haría efectivo hasta un año después, en noviembre de 2020.