Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Bruselas avala la decisión de Italia de confiscar un barco de una ONG alemana en el Mediterráneo

La Comisión Europea ha mostrado su respaldo a la decisión de Italia de confiscar un barco utilizado por la ONG alemana Jugend Rettet para rescatar a inmigrantes en el Mediterráneo este miércoles.
"Confiamos en las autoridades italianas", ha asegurado en rueda de prensa la portavoz del Ejecutivo comunitario, Mina Andreeva, al ser preguntada si ven legal la confiscación del barco de la ONG por las autoridades italianas.
La portavoz ha asegurado que están al tanto del "incidente" pero no tienen "detalles" sobre si la acción de las autoridades italianas "es un resultado del Código de Conducta" que elaboró el Gobierno italiano con el apoyo de la Comisión Europea para restringir la actividad de las ONG en aguas libias.
La Guardia Costera italiana interceptó este miércoles un barco de rescate de la ONG en el Mediterráneo tras acusarle de haber favorecido la inmigración ilegal.
La ONG informó a través de su página web que su barco por "confiscado" este miércoles por la tarde por las autoridades italianas y fue conducido a Sicilia.
Jugend Rettet es una de las ONG que ha rechazado, al igual que Médicos Sin Fronteras, SOS y Sea-Watch, aceptar el Código de Conducta de Italia que, entre otras medidas, exige a las embarcaciones llevar a un agente de Policía armado en la cubierta y les prohíbe entrar en aguas libias.
La ONG ha rechazado el protocolo, que hasta ahora sólo han aceptado Proactiva Open Arms, Save the Children y MOAS, porque algunos artículos podrían "forzar a actuar en contra del Derecho marítimo internacional" y "contradice sus principios humanitarios".