Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Bruselas pide a Italia acelerar la deportación de inmigrantes sin derecho a asilo ante aumento de llegadas

La Comisión Europea ha instado al Gobierno italiano a acelerar la deportación de personas sin derecho a asilo en respuesta al aumento de las llegadas de inmigrantes a través del Mediterráneo central.
La agencia europea de control de fronteras externas Frontex ha constatado este viernes que Italia ha registrado "un récord en el número" de llegadas de inmigrantes en 2016. Un total de 181.000 inmigrantes llegaron a través del Mediterráneo Central el año pasado, casi un 20% más, según cifras preliminares publicadas este viernes.
Frontex ha precisado que "la mayor parte del aumento" se debe a la presión migratoria desde el continente africano, especialmente desde el África Occidental. La mayor parte de inmigrantes que llegan a Italia son de Nigeria, Eritrea, Guinea, Costa de Marfil y Gambia.
"Dado el número elevado de inmigrantes que continúa llegando a Italia, es importante acelerar el procesamiento de las peticiones de asilo y aumentar los retornos de aquellos que no tienen derecho a protección internacional", ha replicado la portavoz de Inmigración del Ejecutivo comunitario, Natasha Bertaud, preguntada por el aumento de llegadas a Italia.
El Ejecutivo comunitario ha dado "la bienvenida a la decisión del Gobierno italiano de abrir centros adicionales dedicados para el retorno de inmigrantes irregulares" tal y como vienen pidiendo desde hace meses, teniendo en cuenta que "el número actualmente disponible de plazas" en centros de detención previa a su expulsión "no se adecúa a las necesidades sobre el terreno".
"De acuerdo con la directiva sobre retorno, los Estados miembro tienen la obligación legal de tomar todas las medidas necesarias para garantizar el retorno efectivo de todos aquellos que no tienen derecho a quedarse en la UE", ha esgrimido Bertaud, que ha dejado claro que "estas pueden incluir, cuando se considera necesario en circunstancias individuales, la detención previa" a la expulsión.
La nueva Agencia Europea de Fronteras y Guardacostas lanzará la semana que viene -desde el lunes_ los Equipos Europeo de Intervenciones de Retorno. "La agencia podrá desplegar escoltas, observadores y expertos en retorno para apoyar a los Estados miembro a organizar y coordinar operaciones de retorno y cooperar con países terceros en el retorno y la readmisión" de inmigrantes en situación irregular, ha explicado Bertaud.
Italia ha recibido más de 62,7 millones en fondos de emergencia del Ejecutivo comunitario para ayudarle a hacer frente a la presión migratoria "elevada" e incluyen fondos para poner en marcha un programa de la Organización Internacional de las Migraciones (OIM) de apoyo al retorno voluntario de inmigrantes irregulares desde Italia a sus países de origen, ha precisado la portavoz.
Al margen, Italia recibirá otros 592,6 millones de euros de aquí al 2020 de los fondos europeos para responder a la inmigración y la seguridad interna.
El Ejecutivo comunitario ha reconocido los "enormes esfuerzos" que está haciendo Italia para responder a la presión migratoria y ha dejado claro que "otros países de la Unión Europea necesitan seguir dándole apoyo". "Las llegadas a Italia han aumentado. Estamos al tanto", ha recalcado Bertaud, que ha recordado no obstante la caída "significativa global" de las llegadas a Europa por mar, "fundamentalmente por la fuerte caída" a través del Mediterráneo Occidental.
Frontex ha constatado la caída en casi dos tercios, hasta los 364.000, del número total de inmigrantes que alcanzaron Europa a través de las dos rutas principales de llegada por mar en 2016.
Así, el año pasado ha registrado "una caída significativa de las llegadas a las islas griegas". Según cifras preliminares, el número de inmigrantes que llegó a las islas griegas a través del Egeo cayó un 79%, hasta los 182.500, algo que Frontex admite "se debe en gran medida" al acuerdo entre la UE y Turquía para frenar el paso a refugiados e inmigrantes y su readmisión en Turquía.
"Coincidiendo con un flujo decreciente en la ruta del Mediterráneo Oriental, el número de inmigrantes en los Balcanes en 2016 cayó fuertemente a 123.000 desde los 764.000 en 2015", ha precisado la agencia.
El número total de inmigrantes que entraron de forma irregular en la UE se elevó a 503.700 en 2016, según Frontex, que ha precisado que se tratan de cifras preliminares y que la misma persona puede haber intentado entrar varias veces desde diferentes puntos.