Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Bruselas advierte del "futuro incierto" para Grecia tras el 'no' del referéndum

Grecia celebra el 'no'Efe

El vicepresidente de la Comisión Europea para el Euro, Valdis Dombrovskis, ha lamentado el "futuro incierto" que afronta Grecia tras el 'no' en el referéndum sobre las condiciones del rescate y ha recalcado que para retomar las negociaciones es necesario un mandato del Eurogrupo, ya que las condiciones anteriores han expirado.

Dombrovskis ha reiterado que el 'no' contribuye a aumentar la distancia entre Atenas y el resto de capitales de la eurozona y ha apuntado que este pronunciamiento "debilita" la posición negociadora del Gobierno de Syriza y hace las conversaciones "más difícil".
"Es evidente que el 'no' ha complicado la búsqueda de una solución. La Comisión siempre está dispuesta a buscar una solución, pero para negociar necesitamos un mandato del Eurogrupo", ha resumido el vicepresidente comunitario en la primera rueda de prensa del Ejecutivo comunitario tras la consulta griega.
Dombrovskis no ha querido responder a si la dimisión del ministro de Economía griego, Yanis Varoufakis, ayudará en las negociaciones, porque, ha dicho, el nombramiento de los ministros es una cuestión que corresponde al Gobierno de Tsipras.
El vicepresidente ha asegurado que Europa "siempre ha estado al lado del pueblo griego" durante la crisis y se ha quejado del "retraso" en la puesta en marcha de las reformas comprometidas a cambio del programa de rescate.
En cualquier caso, ha dicho, la Eurozona tiene los instrumentos necesarios y está dispuesta a emplearlos para garantizar la estabilidad de la zona euro.
Dombrovskis también ha subrayado su convicción de que el lugar de Grecia está "dentro de Europa", sin mención a la eurozona, y ha pedido honestidad al Gobierno heleno para presentar propuestas creíbles que permitan recuperar su economía.