Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Bruselas autoriza a Francia a subvencionar la línea ferroviaria entre París y el aeropuerto Charles de Gaulle

La Comisión Europea ha autorizado este lunes a Francia a subvencionar la construcción de una línea de tren entre París y el aeropuerto Charles de Gaulle, cuyo coste total supera los 1.300 millones de euros, al entender que el proyecto mejorará la coordinación de los diferentes medios de transporte en línea con los objetivos europeos de movilidad.
El Ejecutivo comunitario ha explicado que Francia notificó su plan de destinar apoyo público a la empresa conjunta formada por la operadora ferroviaria francesa SCNF y Aeropuertos de París (ADP), encargadas de la construcción de una línea ferroviaria 'express' entre la Estación del Este de París y el aeropuerto París-Charles de Gaulle.
El coste total estimado del proyecto, según Bruselas, asciende a 1.320 millones de euros y las obras de construcción de esta nueva línea de 32 kilómetros comenzarán en 2023.
En concreto, la ayuda pública tendrá la forma de una subvención libre de impuestos que se financiará con una tasa que se cargará a todos los pasajeros aéreos que a partir de 2024 utilicen el aeropuerto Charles de Gaulle, excepto aquellos que lo hagan en situación de tránsito. Además, un mecanismo de garantía estatal asegurará el reembolso de los préstamos de los concesionarios.
La Comisión Europea ha concluido tras su análisis que las medidas de apoyo contribuyen al desarrollo de un sistema de transporte "mejor coordinado y más sostenible", así como que son "necesarias y proporcionadas" para la implementación del proyecto.
Así, Bruselas ha destacado que el apoyo derivado de la tasa que se impondrá a los pasajeros no excede el déficit de financiación del proyecto y que el mecanismo de reembolso y las cláusulas de revisión garantizará que el concesionario no es "sobrecompensado".
Por otro lado, el Ejecutivo comunitario ha determinado que la selección del operador de servicios de transporte de pasajeros que utilizará la infraestructura se llevará a cabo a través de un proceso de licitación "competitivo, transparente y no discriminatorio".