Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Eurocámara exige activar "lo antes posible" el proceso para negociar el 'brexit'

El pleno del Parlamento Europeo ha adoptado una resolución en la que insta al Gobierno británico a activar "lo antes posible" el artículo 50 del Tratado de la Unión Europea, primer paso necesario para negociar la salida de Reino Unido del bloque comunitario.

"Con el fin de evitar una inseguridad perjudicial para todos y de proteger la integridad de la Unión, la notificación debe producirse lo antes posible", indica el texto respaldado por los eurodiputados, tras introducir una enmienda que sustituye con esa expresión la referencia inicial que pedía la activación "de inmediato".
También piden a los Estados miembros que modifiquen el orden de las presidencias de turno de la Unión Europea para evitar que las negociaciones para el 'brexit' pongan en riesgo la gestión de la actividad diaria. En principio, a Reino Unido le corresponderá relevar el próximo año a Malta en la rotación y ejercer la presidencia europea de junio a diciembre de 2017.
En una sesión extraordinaria convocada para dar una respuesta al referéndum británico, los eurodiputados piden al primer ministro británico, David Cameron, que notifique la decisión durante el Consejo de jefes de Estado y de Gobierno de la UE que comienza esta tarde en Bruselas.
El texto, pactado por los principales grupos en la Eurocámara (Partido Popular Europeo, Socialistas y Demócratas, Liberales y Verdes), ha salido adelante con el voto a favor de 395 eurodiputados, 200 en contra y 71 abstenciones.
Durante el discurso previo al voto, una mayoría de eurodiputados han intervenido para apelar a la unidad de Europa, apoyar el proyecto europeo y pedir a Londres que no dilate el inicio de las negociaciones para pactar su salida y definir el futuro de las relaciones bilaterales.
El jefe de los 'populares' europeos, Manfred Weber, se ha dirigido a los "populistas" para advertirles de que la Eurocámara está "unida" en este asunto y ha admitido la necesidad de cambio en la UE, si bien ha recalcado que debe ser un cambio "para mejorarla y no para destruirla".
Por su parte, el líder de los socialistas europeos en la Eurocámara, Gianni Pittella, ha sostenido que el bloque no puede ser "rehén" de Cameron y ha acusado a los conservadores británicos de mentir a los ciudadanos. "La historia juzgará a los responsables", ha añadido.
El líder de los liberales europeos, Guy Verhofstadt, ha criticado a su vez el clima de "temor y negativismo" creado por los partidarios del 'Brexit' durante la campaña, al tiempo que ha considerado que prorrogar esa incertidumbre "sólo emporará" la situación.
REINO UNIDO NO SERÁ EL ÚLTIMO
Mientras, el eurodiputado y líder del Partido de la Independencia de Reino Unido (UKIP), Nigel Farage, ha advertido de que su país no será el último en abandonar el bloque y ha afirmado que la victoria del 'brexit' da "esperanza" a los demócratas del resto del continente.
"Voy a hacer una predicción, Reino Unido no será el último país en abandonar la Unión Europea", ha remarcado el eurodiputado británico, que ha visto su discurso respaldado por la líder de la ultraderecha francesa, la eurodiputada del Frente Nacional, Marine Le Pen.
"Es una bofetada a un sistema europeo cada vez más instalado en el miedo, el chantaje y las mentiras", ha afirmado Le Pen, que ha aplaudido el "desmentido sangrante" del pueblo británico contra quienes defienden la "irreversibilidad" del proyecto europeo.
El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, que ha acusado a Farage de "mentir" a los británicos sobre el rol de la UE en las políticas nacionales y sobre las consecuencias del 'brexit', ha advertido de que ha "prohibido" al Ejecutivo comunitario y altos funcionarios que negocien formal o informalmente la salida de Reino Unido antes de que se active el proceso formal.
También ha asegurado que luchará "hasta el último aliento por una Europa unida" y se ha declarado dispuesto a trabajar por el proyecto europeo y por una Europa "más social".
La representante de la presidencia de turno de la UE, la ministra Jeanine Hennis-Plasschaert, ha abogado por iniciar una reflexión para reforzar la UE, que no necesita pasar por una "más o menos Europa, sino por una mejor Europa".