Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Solidaridad por el mundo con las protestas de Brasil

Solidaridad por el mundo con las protestas de BrasilReuters

Miles de personas se han manifestado en ciudades como Nueva York, París o Madrid en solidaridad con todos los que han salido estos días a las calles de Brasil para protestar por el aumento del precio del transporte público, el gasto en grandes eventos deportivos o la reforma constitucional contra el Ministerio Público.

En París en torno a un millar de personas se concentraron en la tarde del sábado en la plaza de la Nación, en el este de la ciudad, pese a que fue cancelado por los convocantes poco antes de la hora de la cita, las 17.00 horas ante la negativa de la Prefectura de la Policía de París a permitir la protesta. Más de 7.000 personas habían confirmado su asistencia al acto en Facebook.
En Madrid el grupo La Democracia No Tiene Fronteras convocó a unas 500 personas en la plaza de España a las 17.00 horas a ritmo de batucadas y samba. Los participantes corearon el himno brasileño y luego se dividieron en grupos para debatir las formas en las que los brasileños residentes en el extranjero pueden contribuir al debate abierto. Al final se leyó una carta en la que se demandaban cambios políticos en los países en que se han producido movilizaciones como España, Turquía, Grecia o Siria.
En el neoyorquino parque Zuccotti unas 300 personas se concentraron para expresar su solidaridad con las protestas en Brasil, y también participaron activistas griegos y turcos. "Somos el pueblo, somos fuertes, no nos derrotarán" o "Esto es sólo el principio, la resistencia continúa" fueron algunas de las consignas coreadas.
Las protestas de Turquía fueron también las protagonistas en Colonia, donde el sábado cientos de turcos se manifestaron contra el primer ministro Recep Tayyip Erdogan. "Es un lobo con piel de cordero", denunciaba uno de los manifestantes en declaraciones a 'Die Zeit'. Los congregados pidieron la dimisión de Erdogan y guardaron un minuto de silencio por los cuatro "fallecidos por la liberad y la democracia".