Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Bomberos israelíes y palestinos consiguen controlar la mayor parte de los focos que han arrasado la región

Los bomberos israelíes han conseguido controlar la mayor parte de los incendios que han arrasado el norte y el sur de Israel durante los últimos cinco días, gracias muy en parte a las favorables condiciones meteorológicas, según el último informe de los servicios de Emergencia y lucha contra incendios del Estado hebreo recogido por el diario 'Haaretz'.
El último incendio en acabar bajo control ha sido el que afectaba al asentamiento de Halamish, donde los bomberos israelíes han contado con la colaboración de compañeros palestinos para contener las llamas que han destruido más de 15 edificios.
Hasta el momento se tiene constancia de tres heridos graves por inhalación de humo cerca del principal asentamiento israelí, el de Maale Adumim, cerca de Jerusalén. Otras tres personas se encuentran heridas de diversa consideración.
Ahora mismo hay 23 personas detenidas bajo sospecha de provocar los incendios, según la Policía israelí, aunque no ha dado detalles sobre las circunstancias agravantes de 13 de los retenidos.