Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Bolsa de Atenas se desploma tras cinco semanas de cierre

Reapertura de la Bolsa griegaEFE

La Bolsa de Atenas ha registrado este lunes el mayor descenso de su historia, un 16,23%, en su primera jornada de cotización después de haber permanecido cinco semanas cerrada como consecuencia de los controles de capital impuestos por el Gobierno griego tras la convocatoria del referéndum.

En concreto, el selectivo del parqué ateniense ha cerrado la sesión en los 668,06 puntos, en comparación con los 797,52 enteros en los que concluyó el 26 de junio, el último día de cotización del mercado heleno hasta la fecha.
Pese a la fuerte caída con la que ha cerrado, la Bolsa de Atenas ha conseguido frenar el descenso iniciado a primeras horas de la jornada, en las que llegó a marcar un mínimo de 615,08 puntos, lo que equivale a una caída del 22,87%.
Como era habitual, las acciones de las entidades griegas han vuelto a registrar algunas de las mayores caídas de la jornada. En concreto, Piraeus Bank y National Bank of Greece han cerrado con un descenso del 30%, mientras que Alpha Bank ha bajado un 29,81% y Eurobank Ergasias un 29,86%.
La reapertura ha estado marcada por el último dato sobre la actividad del sector manufacturero de Grecia recogido por el índice PMI, que experimentó durante el pasado mes de julio una caída récord, al hundirse desde los 46,9 puntos de junio a los 30,2 enteros, su mínimo histórico desde que Markit comenzó a realizar esta encuesta.
La Bolsa de Atenas había celebrado su última sesión el pasado viernes 26 de junio y ya no abrió sus puertas el lunes 29 de junio, coincidiendo con la orden de cerrar las entidades bancarias griegas y la imposición de controles de capital.
El cierre de los bancos supuso la suspensión de las operaciones del sistema conocido como Target 2, que procesa las transacciones bursátiles, por lo que la Bolsa no podía operar si no lo hacía la banca.
La decisión se tomó después de que el primer ministro, Alexis Tsipras, anunciara la convocatoria de un referéndum el 5 de julio para decidir sobre la propuesta presentada a finales de junio por sus acreedores, en el que venció claramente el 'No'.