Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Bolivia se solidariza con Venezuela por la "exclusión" de Venezuela en el MERCOSUR

El presidente de Bolivia, Evo Morales, ha trasladado su solidaridad al Gobierno venezolano después de haber sido excluido del bloque del Mercado Común del Sur (MERCOSUR), cuyos socios consideran que no ha cumplido con sus obligaciones legales pactadas.
"El MERCOSUR es una institución de integración económica, de unidad y prosperidad, y no de exclusión política como la Organización de Estados Americanos (OEA)", ha señalado el mandatario a través de su cuenta oficial de la red social Twitter.
"Nuestra región más que nunca requiere la inclusión de nuestros pueblos para convertirnos en un bloque de referencia mundial", ha añadido.
Venezuela fue suspendida como miembro del MERCOSUR la semana pasada por no cumplir sus obligaciones, suspensión de la que fue informado el presidente, Nicolás Maduro, a través de una carta oficial. En el texto, Brasil, Argentina, Paraguay y Uruguay --el resto de países que forman parte del bloque económico-- informaban a Caracas del "cese del ejercicio de los derechos inherentes a un Estado miembro".
No obstante, la ministra de Relaciones Exteriores de Argentina, Susana Malcorra, ha matizado este jueves la situación en la que se encuentra Caracas, señalando que "técnicamente" lo suyo no es una suspensión, sino una "cesación de participación".
"Uno no puede ser miembro de un club, tener los derechos de acceso y luego no cumplir con sus obligaciones", ha añadido la canciller de Argentina, que el próximo 1 de enero asumirá la presidencia 'pro témpore' del bloque regional.
Por su parte, el Gobierno venezolano rechaza este "incumplimiento de sus obligaciones" que achacan el resto de miembros del bloque, ya que considera que ha cumplido el 95 por ciento en la normativa del bloque sudamericano, por lo que consideró su suspensión "injusta" e "ilegal".