Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Nigeria da marcha atrás al plan para liberar a milicianos a cambio de las niñas secuestradas

Se cumple un mes del secuestro de las niñas de Nigeriacuatro.com

El Gobierno de Nigeria dio marcha atrás "en el último minuto" a un acuerdo para liberar a decenas de presos miembros de Boko Haram a cambio de la entrega de parte de las más de 200 niñas secuestradas el mes pasado en el noreste del país africano, según fuentes cercanas a la milicia citadas por el británico 'The Telegraph'.

El detonante de este acuerdo fallido fue un vídeo remitido a la oficina del presidente, Goodluck Jonathan, a través de un periodista intermediario que comenzó, hace dos semanas, un acercamiento con Boko Haram.
Este mediador, detenido en anteriores ocasiones por sus supuestos lazos con la milicia, obtuvo la grabación después de que el Gobierno le reclamase una "prueba de vida" de las adolescentes.
Según las fuentes citadas por el rotativo británico, en el vídeo las menores son entrevistadas por miembros de la milicia y "piden a Jonathan que acepte un canje de prisioneros".
El Gobierno habría aceptado un acuerdo para liberar a unos 50 milicianos de Boko Haram a cambio de la entrega de otras tantas rehenes hace una semana.
Sin embargo, "en el último minuto", Jonathan dio marcha atrás, aparentemente por la presión de gobiernos extranjeros y, en particular, por el temor a "perder el apoyo" de occidente.
Tras este fracaso, las negociaciones se encuentran ahora estancadas. Al margen de las mediaciones del periodista y de un clérigo, también se ha implicado ahora el expresidente Olusegun Obasanjo, que dimitió en 2007 y ya participó en conversaciones de paz entre 2011 y 2012.
La existencia de este vídeo --del que el Gobierno no ha difundido imágenes-- se conoce después de que el jefe de Estado Mayor de la Defensa de Nigeria, el mariscal del Aire Alex Badeh, anunciase el lunes que conocían el paradero de las jóvenes secuestradas.
Badeh, en declaraciones al periódico 'The Punch', descartó revelar la localización de las niñas porque se trata de "secreto militar" pero sí subrayó que no utilizarían la fuerza para liberarlas por el temor a que terminen matándolas sus captores.