Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Bobby, un hombre de 70 años, la última víctima de la brutalidad policial en EEUU

Es el protagonista de esta historia: Bobby, de 70 años, veterano de la Guerra de Vietnam. Circulaba por Carolina del Sur, un policía mandó parar su coche. El hombre obedece, baja del vehículo pero se acerca a la parte trasera del coche. El policía piensa que va a coger un arma. Le dice que se esté quieto y le acaba disparando. Una de las balas le ha alcanzado al estómago mientras le grita que suelte el arma. Pero no es un arma lo que ha cogido. Es un bastón. El anciano se desploma. El agente corre hacia él. Se da cuenta de su terrible error. El policía pide ayuda por su radio entre sollozos. Le ha descerrojado varios disparos. Bobby se recupera ahora en un hospital. El agente está fuera de servicio hasta que se aclaren los hechos. Alega que fue un desgraciado error, que disparó porque temió por su vida.