Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Nuevos bombardeos impiden la evacuación de civiles en Alepo

El este de Alepo está siendo escenario de intensos bombardeos y disparos, horas después de la entrada en vigor de una tregua pactada por Rusia y Turquía con los rebeldes con el fin de facilitar la evacuación de civiles, según ha informado el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos.

"Los enfrentamientos son violentos y los bombardeos muy intensos (...) parece que (el alto el fuego) ha terminado", ha comentado el director de este organismo, Rami Abdulrahman.
Previamente, varios testigos y rebeldes habían denunciado que las fuerzas del régimen sirio habían retomado los bombardeos en varios distritos del este de Alepo. "Hay intensos bombardeos de las fuerzas del régimen en el Alepo asediado, con artillería, carros de combate y morteros", ha dicho un responsable de la facción rebelde Jabha Shamiya, en conversación con Reuters desde Turquía.
Un testigo civil ha asegurado que el ataque ha durado una media hora. Turquía ha culpado a las fuerzas del régimen sirio de intentar obstruir la evacuación del este de Alepo y ha asegurado que habrá más conversaciones con Rusia e Irán al respecto.
La ONU dice que más de 80 civiles han sido ejecutados por las fuerzas gubernamentales. Entre ellos, 11 mujeres y 13 niños. Las tropas de Al Assad, en su reconquista de una de las ciudades más importantes del país, están entrando casa por casa y asesinando civiles.
Los mensajes de despedida de los sirios que permanecen atrapados se suceden. Un profesor denuncia que quienes se han rebelado contra el Gobierno corren el riesgo de ser ejecutado en las calles y que hay cientos de cadáveres que nadie se atreve a recoger por miedo a las bombas y a los soldados. En medio de este horror, hay un centenar de niños sin sus familias, que permanecen atrapados en un edificio en el este de la ciudad.
Fuentes rebeldes han denunciado que la evacuación se ha aplazado por culpa de los milicianos iraníes que apoyan al régimen sirio. "Lo que está deteniendo el acuerdo actualmente es la obstinación iraní", ha contado un comandante del grupo rebelde Nur al Din al Zinki, en declaraciones a Reuters desde el este de Alepo.
Responsables de dos grupos rebeldes sirios y un alto cargo de Naciones Unidas han asegurado que Irán ha introducido nuevas condiciones en el acuerdo de evacuación y alto el fuego negociado por Rusia y Turquía.
Uno de los responsables rebeldes y el alto cargo de Naciones Unidas han indicado que Irán, que apoya al régimen sirio, quería que se realizara la evacuación del este de Alepo de forma simultánea con la de los heridos de las localidades de Fua y Kefraya, rodeadas por los rebeldes.
Por su parte Jaled Jatib, portavoz del servicio de rescate Defensa Civil en Alepo, ha indicado que varios civiles han resultado heridos por los disparos de artillería que han alcanzado los barrios de Al Sukari, Al Ansari y Al Ithaa esta mañana. "Esto constituye la primera ruptura de la tregua", ha subrayado.
Un testigo ha contado a Reuters que los autobuses preparados para la evacuación hacia Idlib no han salido del este de Alepo.