Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Berlín duda de una solución rápida a las tensiones con Turquía

El ministro de Exteriores alemán, Sigmar Gabriel, ha expresado este martes sus dudas de que las tensas relaciones germano-turcas vuelvan rápidamente a la normalidad, tras confirmar que Berlín seguirá adelante con su plan de retirar a sus tropas de la base militar de Incirlik.
"No hay que hacerse ilusiones. No es algo que se soluciona de hoy para mañana. Y se debe cambiar algo de verdad", ha declarado el político socialdemócrata a la radio alemana Deutschlandfunk.
En su opinión, "las relaciones turco-alemanas se mueven en aguas complicadas y no solo por Incirlik". Gabriel ha confirmado que la inminente retirada de los soldados germanos desplegados en esa base turca después de que fracasara el último intento de Berlín y Ankara de llegar a un acuerdo, despué de que Turquía negar la visita de diputados alemanes a los soldados.
Gabriel se reunió el lunes con su homólogo turco, Mevlut Cavusoglu, en Ankara, pero éste se negó a otorgar a los diputados alemanes derecho ilimitado de visita a los 260 soldados germanos desplegados en la base. A pesar de todo, Gabriel ha aclarado este martes que la retirada de los soldados alemanes, que aprobará el Gobierno el miércoles, se hará de manera ordenada.
En el futuro, los soldados alemanes, junto con los aviones de reconocimiento "Tornado" y un avión nodriza que se encuentran en Incirlik seguirán participando en la lucha contra el grupo terrorista Estado Islámico desde Jordania.
El jefe de la diplomacia alemana ha lamentado que exista una diferencia tan grande entre ambos países. Turquía entiende por un Estado de derecho algo completamente diferente, ha opinado Gabriel.
Los requisitos para un nuevo acercamiento serán avanzar en cuestiones del Estado de derecho y en la protección de los ciudadanos alemanes como el periodista detenido Deniz Yücel, ha apuntado. De ello depende también la mejora de las relaciones comerciales que desea Turquía, ha añadido.