Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Bélgica, en alerta ante el "temor" otro atentado inminente

Bélgica, en alerta ante el "temor" otro atentado inminenteReuters

Las autoridades belgas buscan a varios sospechosos más ligados a la última operación antiterrorista en el distrito de Anderlecht, en Bruselas, en la que se hallaron armas, municiones y detonadores y se detuvieron a cuatro personas. La Fiscalía ha admitido que "temen" otro atentado "como los del 22 de marzo" contra el aeropuerto y el metro bruselense.

"Seguimos buscando a sospechosos terroristas tras las redadas de la noche anterior", ha revelado el portavoz de la Fiscalía, Eric Van der Sijpt, en declaraciones a la cadena VTM.
El portavoz de la Fiscalía ha admitido que "temen" otro atentado "como los del 22 de marzo" contra el aeropuerto de Bruselas y una estación de metro de la capital, que se saldaron con 32 muertos.
Al menos uno de los sospechosos estaría relacionado con los dos detenidos del miércoles, que fueron imputados por terrorismo, según VTM, mientras que el diario flamenco 'Het Nieuwsblad' ha informado de que las autoridades belgas buscarían al menos a un sospechoso todavía en libertad y no excluyen así que la célula terrorista haya sido desarticulada por completo.
Los dos sospechosos que han sido imputados por actividad terrorista tras prestar declaración ante el juez son Akim S. (1977) y Khalid S. (1979), ambos de nacionalidad belga, y han ingresado en prisión preventiva. Los otros dos detenidos en las redadas han quedado en libertad.
Las autoridades belgas registraron cuatro viviendas y dos garajes en el marco de la última operación antiterrorista en la madrugada del miércoles. En uno de los garajes se encontraron tres kalashnikov, una quincena de cargadores, una pistola antidisturbios, armas de puño, radios y cuatro detonadores. También se encontraron dos chalecos antibalas y dos uniformes de agente de Policía, otro de agente de seguridad y un cuarto de agente de protección civil.
La operación fue coordinada con las fuerzas de seguridad francesas, quienes detuvieron por su parte a un hombre de 40 años de edad en Wattignies (Lille).
La Fiscalía belga aseguró este miércoles que el caso no tiene relación con las investigaciones en curso sobre los atentados de Bruselas y París.