Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Bélgica se resiste a darle a una familia siria el visado que le exige un tribunal

El Gobierno belga ha anunciado que recurrirá ante el Tribunal de Casación la sentencia que le obliga a conceder un visado a una familia siria que llegó al país escapando de la violencia en Alepo, porque, a su juicio, sería un precedente "peligroso".
"Esos visados no serán otorgados", ha declarado el secretario de Estado de Inmigración, el nacionalista flamenco Theo Francken, para quien la sentencia amenaza el control de Bélgica sobre su frontera y podría "activar" un efecto llamada, "con la afluencia a nuestros consulados en Beirut y Ankara".
Un tribunal de Bruselas dictó sentencia el pasado miércoles contra las autoridades belgas, obligándoles a conceder el visado a una familia siria, formada por una pareja y sus dos hijos de 5 y 8 años. También fijó una multa de 1.000 euros por día de retraso en el cumplimiento de la decisión.
El Consejo de Estado ya había exigido un visado de tres meses para esta familia el pasado octubre, habida cuenta de que había un hogar en la localidad de Namur dispuesta a acogerles y por la "alarmante" situación en Alepo, de donde habían huido.