Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Bélgica cancela la eutanasia a un preso condenado por violaciones y asesinato

El preso belga Frank Van Den Bleeken, que se encuentra en la cárcel desde hace casi 30 años por varias violaciones y el asesinato de una mujer, no será finalmente sometido a eutanasia el próximo 11 de enero, como estaba previsto, ya que sus médicos han decidido paralizar el procedimiento, según ha anunciado este martes el ministro de Justicia, Koen Geens.

Van Den Bleeken, de 51 años, será trasladado ahora a un centro psiquiátrico especializado recientemente abierto en la ciudad de Gante. El preso había solicitado la eutanasia alegando que padecía un "sufrimiento psíquico insoportable" y que no estaba recibiendo tratamiento en la cárcel. El pasado septiembre obtuvo la autorización de la justicia belga para este suicidio asistido.
El ministro de Justicia belga, que ha asumido el caso tras la renuncia de los médicos, ha anunciado además que está negociando la transferencia de este violador en serie a Países Bajos, donde existen instituciones especializadas en tratar a reclusos que no pueden volver a reinsertarse en la sociedad. Geens ha explicado también que tiene previsto poner en marcha la creación de un centro de este tipo en Bélgica.
Desde que Van Den Bleeken recibió autorización de la justicia belga para someterse a eutanasia, otra quincena de reclusos han seguido sus pasos y presentado solicitudes similares.
Bélgica legalizó la eutanasia en el año 2002 y en 2014 aprobó ampliarla a menores de edad, pero hasta ahora no se había aplicado a un caso de este tipo.