Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Al Bashir nombra a su vicepresidente como primer ministro, el primero que ocupa el cargo desde 1989

El presidente de Sudán, Omar Hasán al Bashir, ha nombrado este miércoles a su vicepresidente y principal aliado político, Bakri Hasán Salé, como primer ministro del país, un puesto que fue eliminado en 1989 tras el golpe de Estado que encabezó el actual mandatario.
El gubernamental Partido del Congreso Nacional ha aprobado el nombramiento, resaltando que Salé mantendrá su puesto como vicepresidente del país --al que accedió en 2013--, según ha informado la agencia estatal sudanesa de noticias, SUNA.
Está previsto que Salé jure su cargo durante la jornada de este jueves, tras lo que comenzará a negociar para formar un nuevo Gobierno.
Los parlamentarios de Sudán aprobaron en diciembre restaurar el cargo de primer ministro, eliminado tras el golpe de 1989 contra el entonces primer ministro, Sadiq al Mahdi, en el que también participó Salé.
El nuevo primer ministro --que ocupó previamente las carteras de Defensa (2000-2005), Interior (1998-2000) y Asuntos Presidenciales (1998-2000 y 2005-2013)-- es el único de los miembros de la camarilla golpista que sigue al lado de Al Bashir.
El Gobierno de Sudán se caracteriza por un alto secretismo en torno a Al Bashir y a sus aliados. Sobre el mandatario sudanés pesa una orden de arresto del Tribunal Penal Internacional (TPI) por los crímenes cometidos en la región de Darfur, en la zona oeste del país.