Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Bashar al Assad exige "garantías por escrito" del alto el fuego antes de retirar sus tanques

"Kofi Annan no tiene garantías escritas de que los terroristas cesarán la violencia"

Siria ja demandado "garantías por escrito" de que los insurgentes dejarán de combatir antes de retirar sus tropas de las ciudades bajo un plan de paz impulsado por Naciones Unidas, mientras que un líder rebelde afirmó que la iniciativa estaba condenada al fracaso. "El régimen no implementará este plan. Este plan fracasará", dijo a Reuters Riad al-Asaad, jefe del Ejército Siria Libre (FSA por sus siglas en inglés).
"Sería inexacto asegurar que Siria sacará a sus fuerzas de las ciudades para el próximo 10 de abril, ya que Kofi Annan no tiene todavía garantías escritas de los grupos terroristas armados para cesar toda la violencia", según indicó el Ministerio en relación a la fecha de inicio del alto el fuego gestionado por Annan.
"Siria no repetirá lo sucedido en el pasado, cuando aceptó retirarse ante la llegada de los observadores internacionales, momento que los terroristas aprovecharon para reorganizarse y ampliar su control sobre barrios enteros, empleando todas las formas posibles de terrorismo, asesinato, secuestro", añade la nota divulgada por la agencia oficial siria, SANA.
El comunicado concluye que "Siria reitera su voluntad de cooperar con Annan, quien seguirá siendo informado de los pasos adoptados para aplicar el plan de paz, conforme se reciban las garantías mencionadas previamente".
1.000 muertos en una semana
El líder de Ejército Siria Libre, Asaad, declaró que a su grupo no se le había solicitado entregar garantías por escrito de que detendría sus ataques.
"Nosotros hemos dado nuestra palabra de que si el régimen cumple con el plan entonces nosotros también lo haremos. Somos honestos", declaró. "Nadie nos ha pedido por nada escrito. Nadie discutió con nosotros la entrega de nuestras armas. Nunca entregaremos nuestras armas", señaló.
El coronel Qassem Saad al-Deen, portavoz del comando conjunto del FSA dentro de Siria, dijo que los rebldes respetarían el plazo fijado para el alto al fuego.
"Nos comprometeremos con la fecha incluso si no retiran (las fuerzas), haremos un alto al fuego como le hemos prometido a la ONU", dijo Deen. "Pero si ellos (las fuerzas sirias) disparan, tomaremos las armas nuevamente y los combatiremos", agregó.
El portavoz rebelde también sostuvo que al menos 1.000 personas murieron durante los actos de violencia de esta semana en el país, siendo la mayoría de las víctimas civiles.