Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Barrow afirma que creará una comisión de la verdad y la reconciliación sobre el mandato de Jamé

El nuevo presidente de Gambia, Adama Barrow, ha afirmado este lunes que creará una comisión de la verdad y la reconciliación para investigar las acusaciones sobre abusos cometidos por su predecesor, Yahya Jamé.
En una entrevista concedida a la emisora estadounidense Voice of America, Barrow ha indicado que "22 años es mucho tiempo", agregando que "la gente tiene que saber la verdad", en referencia al mandato de Jamé.
Barrow, que juró el cargo el jueves en la Embajada gambiana en Dakar ante la negativa de Jamé de abandonar el cargo --algo que hizo el sábado--, ha resaltado que su Gobierno hará reformas electorales, entre ellas establecer un límite de mandatos.
"Queremos sentar una muy buena base para la democracia, así como pilares democráticos fuertes en los que los mandatos estén limitados", ha sostenido.
"Los presidentes tienen que ser siempre muy cuidadosos. Evitaremos que lo que ha pasado con Jamé, que ha estado 22 años (en el poder) y no quería abandonar el cargo", ha recalcado.
Sin embargo, no ha desvelado cuántos mandatos querría estar al frente del país. "Queremos hacer todo lo posible. Ahora depende del pueblo gambiano decidir", ha dicho.
Asimismo, ha indicado que su Gobierno trabajará para profesionalizar las fuerzas de seguridad y el Ejército, abogando por lograr "una fuerza muy disciplinada y organizada".
Barrow ha adelantado además que no tiene entre sus planes mantener a ninguno de los ministros de Jamé, si bien estudiará la situación en las fuerzas de seguridad, argumentando que tiene que estudiar si están preparados para permanecer en sus puestos.
Por otra parte, ha invitado a los inversores a acudir al país, recalcando que "las puertas están abiertas" y subrayando que habrá un ambiente "de buena gobernanza y seguridad".
En otra entrevista concedida durante la jornada a la cadena de televisión estadounidense CNN, Barrow ha señalado que planea viajar a Gambia "en el plazo de una semana", agregando que las fuerzas de la Comunidad Económica de Estados de África Occidental (CEDEAO) permanecerán en Gambia "hasta que la situación sea estable".
"Por el momento les queremos allí hasta que sintamos que tenemos la seguridad para establecer nuestro Gobierno", ha puntualizado, insistiendo nuevamente en llevar a cabo "una reforma del Ejército para su profesionalización".
Jamé aceptó en un primer momento los resultados de las elecciones presidenciales del 1 de diciembre, pero después los rechazó y recurrió al Tribunal Supremo, que aún no se ha pronunciado, si bien la Comisión Electoral ha ratificado el triunfo de Barrow.
Gambia es uno de los países más pequeños de África y solo ha tenido dos gobernantes desde que consiguió su independencia en 1965. Jamé se hizo con el poder mediante un golpe de Estado en 1994 y su régimen ha sido denunciado por torturar y matar a opositores y activistas de los Derechos Humanos.