Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Obama advierte a Crimea que su referéndum viola la legalidad internacional

Barack Obama advierte a Rusia sobre las consecuencias de su política en CrimeaEFE

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, ha afirmado este jueves que el referéndum convocado por el Parlamento de Crimea para anexionar esta región a Rusia representa una violación de la Constitución de Ucrania y las leyes internacionales. Previamente, ha ordenado la congelación de los bienes en Estados Unidos y la prohibición de viajar a este país a aquellos implicados en poner en peligro la soberanía y la integridad territorial de Ucrania.

Obama, que ha realizado una breve comparecencia ante los medios en la Casa Blanca, ha subrayado que cualquier decisión sobre el futuro de la región autónoma debe "incluir al Gobierno ucraniano".
El mandatario norteamericano ha advertido de que Estados Unidos y sus aliados, en particular la Unión Europea, se mantendrán "firmes" frente a las ilegalidades de Rusia. "Confío en que vamos a avanzar juntos", ha dicho, en alusión a las sanciones puestas sobre la mesa.
La portavoz del Departamento de Estado estadounidense, Jen Psaki, también ha tachado de "completamente ilegal" la consulta de Crimea, convocada para el próximo 16 de marzo. En este sentido, ha hecho hincapié en que este referéndum no tiene cabida bajo la Constitución de Ucrania, según una rueda de prensa recogida por Reuters.
Anuncio de sanciones
Horas antes, el propio preseidente norteamericano había ordenado la congelación de los bienes en Estados Unidos y la prohibición de viajar a este país a aquellos implicados en poner en peligro la soberanía y la integridad territorial de Ucrania.
Obama ha firmado una orden ejecutiva que busca castigar a aquellos rusos y ucranianos responsables de la incursión rusa en la región ucraniana de Crimea.
La orden, según ha indicado la Casa Blanca en un comunicado, es "una herramienta flexible que nos permitirá sancionar a aquellos que están más directamente implicados en la desestabilización de Ucrania, incluida la intervención militar en Crimea, y no excluye pasos adicionales si la situación se deteriora".
Además, el Departamento de Estado ha impuesto restricciones de visado a varios responsables y particulares, en el marco de la política de denegar visados a los responsables o cómplices en amenazar la soberanía e integridad territorial de Ucrania.