Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Obama condena "el brutal asesinato" de James Foley a manos de yihadistas en Irak

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, ha condenado este miércoles "el brutal asesinato" del periodista James Foley y ha advertido al Estado Islámico de que "fracasará" en la guerra santa que ha puesto en marcha en Irak y Siria.

"Hoy, el mundo entero está consternado por el brutal asesinato de Jim Foley por el grupo terrorista Estado Islámico", ha dicho en la breve comparecencia que ha ofrecido este miércoles desde su lugar de vacaciones.
Obama ha revelado que ha hablado por teléfono con la familia de Foley. "Les he dicho que todos tenemos el corazón roto por esta pérdida y que estamos con ellos. Hoy, todo el pueblo estadounidense rezará por los que querían a Jim", ha señalado.
Ha destacado que "si hay una cosa en la que todos podemos estar hoy de acuerdo es en que grupos terroristas como el Estado Islámico no tienen cabida en el siglo XXI". "Esta gente fracasará porque el futuro es siempre de quienes construyen, no de quienes destruyen", ha sostenido.
Obama condena el asesinato en Irak del periodista James Foley
Además, ha hecho hincapié en que "el Estado Islámico no habla en nombre de ninguna religión" porque "ninguna fe enseña a masacrar inocentes", recordando que "la gran mayoría de sus víctimas son musulmanes".
"No solamente se enfrentarán a Dios por lo que hicieron ayer y por lo que hacen cada día", ha advertido.
Ejecución de Foley
El Estado Islámico difundió el martes un vídeo en el que uno de sus miembros, con un marcado acento británico, ejecuta a Foley, que llevaba dos años desaparecido en Siria.
En el mismo vídeo, amenaza con matar al también periodista Steven Sotloff. "La vida de este ciudadano estadounidense, Obama, depende de tu próxima decisión", dice el miliciano dirigiéndose al presidente norteamericano.
Estas acciones serían una represalia por los bombardeos que Estados Unidos está llevando a cabo sobre las posiciones del Estado Islámico en Irak para frenar su avance por el norte del país, donde ya controla grandes zonas.