Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Obama aplaza cualquier negociación hasta que los republicanos "reabran el Gobierno"

Obama ordena ejecutar los planes para el cierre del Gobiernocuatro.com

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, ha advertido al Partido Republicano de que no comenzará a negociar con el Congreso hasta que las cámaras logren sacar adelante un texto que "reabra el Gobierno" y permita reanudar los servicios interrumpidos desde el martes.

El Partido Republicano había condicionado la aprobación de una extensión presupuestaria para el Gobierno federal al aplazamiento de la entrada en vigor de la reforma sanitaria promovida por Obama y, ante la falta de acuerdo, el país ha entrado en una parálisis inédita en 17 años.
Obama, que no ha ocultado su malestar por la situación actual, ha insistido en una entrevista con la cadena CNBC en que el 'cierre de Gobierno' es "completamente innecesario".
"Estoy cabreado por el hecho de que si no le digo a 20 millones de personas que no pueden tener un seguro sanitario, esta gente no reabre el Gobierno", ha lamentado.
El mandatario siempre ha dicho que, tras el veto del Congreso a los permisos presupuestarios, está el movimiento ultraconservador Tea Party, si bien ha extendido la culpa a todo el Partido Republicano.
En este sentido, ha dicho que "no es aceptable" que "una facción dentro de un partido en una de las cámaras" sea capaz de condicionar a todo un país.
Obama ha instado al presidente de la Cámara de Representantes, John Boehner, a presentar una iniciativa que permita la recuperación de la actividad de la Administración federal.
"Lo único que nos detiene ahora es que John Boehner no quiere decirle 'no' a una facción de su partido que está intentando destruirlo todo por una obsesión", ha añadido.
En este sentido, ha lanzado a los congresistas un mensaje "muy simple". "En cuanto tengamos un documento limpio --sin condiciones-- que reabra el Gobierno, hasta que no nos aseguremos que el Congreso permite al Tesoro pagar por cosas que el propio Congreso ya ha autorizado, no vamos a comenzar ninguna negociación", ha apostillado.
MENSAJE A WALL STREET
Obama también se ha referido en su entrevista a la relativa calma que se respira en Wall Street pese al cierre de Gobierno. La Bolsa de Nueva York cerró los dos primeros días de parálisis al alza y este miércoles ha concluido con ligeras bajadas en sus principales índices: -0,39 por ciento el Dow Jones y -0,08 por ciento el Nikkei.
El presidente ha advertido a los mercados que la situación que atraviesa el país es "diferente" a todo lo vivido. "Creo que deberían estar preocupados", ha avisado.