Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Obama y Putin piden un acuerdo para Siria aunque reconocen sus diferencias

Los presidentes de Estados Unidos y Rusia, Barack Obama y Vladimir Putin respectivamente, han reiterado este lunes sus diferencias respecto al conflicto interno de Siria pero han coincidido en la necesidad de encontrar una solución pacífica a través de la prevista conferencia de paz en Ginebra.

"Nuestras posiciones no coinciden plenamente, pero nos une la intención común de poner fin a la violencia, de acabar con el incremento del número de víctimas en Siria y de resolver los problemas por medios pacíficos, incluidas las conversaciones de Ginebra", ha declarado Putin al término de su encuentro con Obama con motivo de la cumbre del G8, celebrada en Irlanda del Norte.
"Hemos llegado a un acuerdo para impulsar las conversaciones de paz, animar a las partes a sentarse a la mesa de negociaciones y organizar las conversaciones de Ginebra", ha agregado Putin.
Por su parte, Obama ha reiterado también las diferencias de opinión de ambas potencias respecto a Siria y su coincidencia sobre la necesidad de poner fin a la violencia. Asimismo, ha reclamado que se dejen de utilizar armas químicas y ha anunciado que ambos presidentes han ordenado a sus respectivos equipos que trabajen en favor de la conferencia de Ginebra.
Los dos mandatarios se han mostrado "cautelosamente optimistas" respecto al diálogo con Irán tras la victoria del clérigo moderado Hasan Rohani en las recientes elecciones presidenciales.