Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Obama se compromete a garantizar la seguridad de los países del Golfo

Obama con los líderes de los países del GolfoReuters

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, ha dicho que el país norteamericano tiene un compromiso "férreo" con la seguridad de los países del Golfo y les ha garantizado un respaldo contra cualquier "ataque externo", tratando de calmar las dudas de Emiratos Árabes Unidos, Arabia Saudí, Bahrein, Kuwait, Qatar y Omán sobre los esfuerzos liderados por Estados Unidos para llegar a un acuerdo nuclear con Irán. Además, Obama ha dicho que sigue creyendo que una solución de dos estados para Israel y los palestinos es "absolutamente vital" para lograr la paz en Oriente Medio.

En el marco de la cumbre de Camp David, el mandatario estadounidense ha asegurado que consideraría usar la fuerza militar para defender a estos países y añade que también ayudaría a abordar todas aquellas "actividades desestabilizadoras" que pudiese desarrollar Irán en la región. "Estoy reafirmando nuestro compromiso férreo para la seguridad de nuestros socios del Golfo", ha apostillado.
Obama ha señalado que la región se enfrenta a "cambios extraordinarios" y "grandes desafíos". Por ello, aunque no ha llegado a ofrecer un tratado formal de defensa --como algunos países del Golfo pretendían-- ha anunciado medidas más modestas, incluyendo la asistencia en el desarrollo de los sistemas de defensa antimisiles, la capacidad de respuesta rápida o el aumento de la formación militar, entre otras.
El presidente de Estados Unidos, en declaraciones que recoge la emisora estadounidense 'Voice of America', ha celebrado el hecho de que los líderes del Golfo estén ahora "dando su amplio apoyo a un acuerdo global y verificable para impedir que Irán construya un arma nuclear, entendiendo que esto también es de su interés", pese a que hayan mostrado su "preocupación" en múltiples ocasiones.
Las negociaciones del Grupo 5+1 (Estados Unidos, Reino Unido, Francia, Alemania, Rusia y China) con Irán sobre el programa nuclear de la República Islámica aspiran a desembocar en un acuerdo definitivo de cara al próximo 30 de junio. Estados Unidos podría aliviar las sanciones occidentales contra Irán con el objetivo de lograr el acuerdo y esto es algo a lo que los seis países del Consejo de Cooperación del Golfo (CCG) se han opuesto en el pasado.
Finalmente, a través de un comunicado conjunto difundido tras la reunión en Camp David, Estados Unidos y sus aliados del Golfo se han mostrado "de acuerdo" en que un pacto nuclear con Irán entra dentro de los intereses de seguridad de todos. En cualquier caso, el texto añade que los países trabajarán juntos para contrarrestar las "actividades desestabilizadoras" de Irán en la región.
SOLUCIÓN PARA EL CONFLICTO ENTRE ISRAEL EN PALESTINA
El presidente de Estados Unidos ha dicho que sigue creyendo que una solución de dos estados para Israel y los palestinos es "absolutamente vital" para lograr la paz en Oriente Medio, durante una rueda de prensa en Camp Davis. Tras reunirse con los líderes de los países del Golfo, Obama ha indicado que cree que la opción de dos estados también es la mejor para la seguridad a largo plazo de Israel.
Sin embargo, el mandatario estadounidense reconoce que un número importante de miembros del nuevo Gobierno israelí no comparte la opinión de que una solución de dos estados sea viable y, por lo tanto, la perspectiva de un acuerdo de paz "parece ahora distante".
APOYO A LA OPOSICIÓN MODERADA EN SIRIA
Otro de los temas abordados en esta reunión es el de la guerra civil en Siria. En este punto, Obama y el CCG se han comprometido de nuevo a fortalecer a la oposición moderada. Asimismo, el presidente estadounidense ha dicho que está trabajando con la comunidad internacional para investigar si el gobierno del presidente sirio Bashar Assad está lanzando bombas de cloro contra la población, incidiendo en el grave peligro de usar armas químicas.
Los líderes árabes y Obama también han hablado en Camp David sobre el conflicto en Yemen, donde una alianza árabe liderada por Riad está bombardeando las posiciones huthis para evitar que el país se convierta en un satélite chií de Irán en la región.
Esta cumbre multilateral, que arrancó con una cena el miércoles, ha quedado empañada por la ausencia del rey Salmán de Arabia Saudí, que canceló a última hora su asistencia enviando en su nombre al príncipe heredero.