Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Obama veía con escepticismo los programas de vigilancia pero defiende su legalidad

Obama recuerda a las víctimas de BostonReuters

El presidente estadounidense, Barack Obama, ha reconocido este viernes que él mismo veía con escepticismo los programas de vigilancia de redes telefónicas e Internet que mantiene el Gobierno norteamericano pero ha comprobado que son eficaces en la lucha contra el terrorismo, por lo que ha defendido su legalidad.

Obama, que se comprometió a liderar la administración más transparente de la historia estadounidense, ha afirmado que, tras ese "escepticismo" inicial, llegó a la conclusión de que merece la pena que haya "algunas modestas intrusiones en la privacidad" de los ciudadanos para proteger su seguridad.
El presidente ha recalcado que su Gobierno ha impulsado la realización de auditorías y ha reforzado las salvaguardas para garantizar que los programas de vigilancia no superan determinados límites. "No puedes tener un 100 por cien de seguridad y tener también el 100 por cien de la privacidad y cero inconvenientes", ha dicho. "Vamos a tener que elegir algunas opciones como sociedad", ha apostillado.
Obama ha definido los programas de vigilancia como "compensaciones" diseñadas para compensar el balance entre la privacidad y la seguridad de los estadounidenses frente a ataques terroristas. El mandatario ha dejado claro que estos proyectos están supervisados por el Congreso y que los parlamentarios han sido informados sobre su realización y desarrollo.
"Nadie escucha vuestras llamadas telefónicas. El programa no va sobre eso", ha afirmado Obama, en declaraciones a los periodistas durante una visita a Sillicon Valley, en California.
"En sentido abstracto, te puedes quejar por un Gran Hermano y por este programa potencialmente frenético, pero cuando lo miras en detalle, creo que hemos llegado a un equilibrio correcto", ha dicho. "Hay compensaciones", ha añadido.
El diario 'The Washington Post' informó este jueves de que las autoridades federales han estado investigando datos de comunicaciones de gestionadas por compañías de Internet como Facebook y Google para vigilar los movimientos de determinadas personas sospechosas.
El presidente estadounidense podría verse obligado a tratar el tema de la vigilancia de las comunicaciones durante las reuniones que tiene previstas con el presidente chino, Xi Jinping, en el marco de una conferencia que se celebra este viernes en California.