Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

EEUU conmemora los ataques del 11S bajo la nueva amenaza del Estado Islámico

Un año más, las víctimas de los atentados y la hora exacta en la que se estrellaron los aviones presentes en una jornada llena de dolor. Un aniversario en el que por fin está terminado el memorial de la zona 0 pero los norteamericanos no pueden cerrar el capítulo del terrorismo. Aún queda frenar a los yihadistas del Estado Islámico. Lo ha dicho Barack Obama. Además de Irak, también les atacará en Siria. Para distanciarse de sus precedesores, el presidente estadounidense no mandará tropas de combate para luchar sobre el terreno, solo ataques aéreos. Liderará una coalición internacional con los países musulmanes. Un objetivo para el que ya se está moviendo John Kerry. Asiste a la cumbre antiterrorista en Arabia Saudí con varios líderes regionales. El envío a la zona de otros  475 asesores militares, el apoyo a las fuerzas iraquíes y a los opositores moderados sirios son otras medidas de Obama. Un plan, 13 años después de este ataque cuando la brutalidad del Estado Islámico, una escisión de Al Qaeda, recrudece la pesadilla yihadista.