Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un emocionado Obama llama a tomar medidas para evitar "tragedias" como la de Connecticut

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, ha comparecido emocionado ante la prensa para ofrecer sus condolencias a las familias de las víctimas del tiroteo de la escuela en Connecticut y emplazar a la clase política a "unirse" y tomar medidas para evitar "tragedias" de este tipo.

Obama, con lágrimas en los ojos, ha explicado en su discurso que no reacciona "como presidente, sino como padre". "Se que no hay un padre en Estados Unidos que no sienta la misma pena devastadora que siento yo", ha dicho, al recordar que entre las víctimas del tiroteo figuran niños de entre cinco y diez años.
"Tenían toda la vida por delante, cumpleaños, graduaciones, bodas, sus propios hijos", ha declarado el mandatario, antes de indicar que esta noche abrazará a sus hijas. Sin embargo, ha lamentado, "hay familias en Connecticut que no podrán hacerlo esta noche y nos necesitan".
Obama se ha ofrecido a "hacer todo lo que pueda para ayudar" a las víctimas, aunque ha admitido que no podrá suplir el vacío de estas familias.