Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Obama recuerda a las víctimas de Boston en la cordial Cena de Corresponsales

Obama recuerda a las víctimas de Boston en la cordial Cena de CorresponsalesReuters

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, ejerció anoche de anfitrión, junto al presentador televisivo Conan O'Brien, de la tradicional Cena de Corresponsales de la Casa Blanca; un evento marcado por el humor y la cordialidad, pero en el que también encontró tiempo para recordar a las víctimas del reciente atentado de Boston.

"Ya no soy el joven socialista musulmán que solía ser", bromeó el presidente, en referencia al perfil que le atribuye el ala dura conservadora, al inicio de un discurso plagado de referencias populares, como el polémico viaje del rapero Jay-Z y la cantante Beyoncé Knowles a Cuba.
"Tengo '99 Problemas' y ahora Jay-Z es uno de ellos", declaró el presidente en referencia a uno de los temas más conocidos del artista, antes de expresar su respeto por los medios de comunicación. "Mi trabajo es ser presidente, y el vuestro es mantenerme humilde. Y creo que ahora hago mejor mi trabajo. El problema es que todo el mundo es muy cínico. Estamos alimentando constantemente a la gente con cinismo, sospecha y conspiraciones", estimó.
La gala estuvo acompañada por dos vídeos: el primero protagonizado por Kevin Spacey en una parodia de la serie House of Cards, y el segundo por el propio presidente Obama en el que el inquilino de la Casa Blanca reconoció ser el actor británico Daniel Day-Lewis, ganador de un Oscar por 'Lincoln', dirigida por Steven Spielberg, quien realizó una aparición especial en la pieza.
Un recuerdo a Boston y Texas
El presidente aprovechó los momentos finales de su discurso para recordar a las víctimas de los atentados de Boston y de la explosión de la planta de fertilizante de West, Texas. "Hemos pasado días difíciles, pero en los momentos en los que todo parecía más oscuro, la humanidad ha brillado con más fuerza que nunca", declaró.
El presidente recordó especialmente a los periodistas y su labor para contrastar información frente a los confusos datos y rumores que partían de los usuarios de algunas de las redes sociales más conocidas del mundo durante los atentados del maratón y la posterior búsqueda de sus responsables.
"Hemos visto a los periodistas en su mejor momento, en especial a quienes remaron contra corriente frente a los rumores digitales para perseguir pistas, verificar hechos y componer las piezas para informar, educar, y narrar los sucesos que deben ser contados", estimó. Obama mencionó especialmente la cobertura del 'Boston Globe', en este sentido, así como la sólida información proporcionada por Pete Williams, de la NBC.
"Quienes tenemos el poder, quienes producen entretenimiento, quienes están en la prensa, todos nosotros debemos luchar para valorar las cosas que nos llevaron a desempeñar nuestro trabajo, porque creímos en algo que es verdad, en algo que es útil, y en la idea de que lo que hacemos puede tener un impacto positivo y duradero en las vidas de la gente que nos rodea", concluyó Obama.