Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Detienen a un obispo imputado por estafa y blanqueo a través del Banco Vaticano

Apenas dos días después deque el papa Francisco anunciara una comisión de investigación sobre el Banco Vaticano, la policía de Roma arresta a tres personas, una de ellas un obispo. El monseñor Nunzio Scarano ha sido detenido junto a un agente de los servicios secretos italianos y un 'broker' financiero, sospechosos de estafa y blanqueo de capitales.

Scarano, quien trabajaba como contable en la administración financiera del Vaticano, ha sido detenido en una parroquia de las afueras de Roma, según ha informado a Reuters su abogado, Silverio Sica.
El obispo había sido suspendido de sus funciones hacía varias semanas con motivo de la apertura de una investigación judicial sobre la bancarrota de su empresa en la ciudad de Salerno.
El religioso, según información publicada por Il Corriere della Sera, habría intentado entrar en Italia 20 millones de euros en contante desde una cuenta en Suiza.
Para ello habría pagado 400.000 euros al exagente de los servicios secretos italianos, Giovanni Maria Zito y al bróker Giovanni Carenzio, que trabaja fuera de Italia.
El Vaticano no se ha pronunciado de momento sobre estos hechos, que se producen dos días después de que el Papa Francisco nombrase una comisión pontificia de cinco miembros con la misión de investigar las actividades del Instituto de Obras Religiosas.