Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ban tilda de "inaceptable" el nivel de líderes políticos con actitud "discriminatoria" y "xenófoba"

El secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki Moon, ha instado este jueves a los líderes políticos de todo el mundo y, en especial, a los europeos, a construir puentes entre las comunidades en lugar de levantar muros, asegurando que es "inaceptable" el nivel de personalidades de responsabilidad que están mostrando "actitudes discriminatorias y xenófobas" y pronunciando afirmaciones "políticamente inaceptables".
En el marco de una visita al restaurante austriaco 'Habibi & Hawara', que fusiona comida austriaca y árabe, Ban ha pedido que se cambie la perspectiva actual que se tiene hacia los refugiados y emigrantes para tener un punto de vista más positivo.
El restaurante, operado por un equipo mixto integrado tanto por nacionales como por refugiados, tiene como objetivo ayudar a los emigrantes a convertirse en empresarios independientes.
"Nos estamos enfrentando a situaciones inaceptables", ha apuntado el líder de la ONU, matizando que en el contexto actual tanto los líderes políticos como parte de la población "muestra actitudes discriminatorias" y pronuncian "comentarios" que son "inaceptables en nombre de la humanidad".
Asimismo, Ban ha instado a fortalecer el contrato social que existe entre países y comunidades de acogida y las personas que, tras verse obligadas a abandonar sus hogares, han llegado hasta allí.
"Cuando los refugiados llevan no lo hacen con problemas, sino con una cultura diferente, una religión distinta, diferentes habilidades y otro potencial, por lo que puede ser una buena mezcla con la comunidad local y austriaca", ha explicado el secretario general.
En este contexto, ha explicado que "independientemente del tipo de creencias y tradiciones" que uno tenga o "del idioma que uno hable", todas las personas "deben ser tratadas como un igual, como iguales seres humanos".