Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ban Ki Moon vuelve a insinuar una posible candidatura a la Presidencia en Corea del Sur

El secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki Moon, ha vuelto a insinuar durante su última rueda de prensa la posibilidad de presentar su candidatura a la Presidencia en Corea del Sur, su país natal, una vez que deje el cargo en la ONU, el próximo 31 de diciembre.
A mediados de octubre, Ban ya confirmó que volvería a su país y admitió que estudiaría qué papel podía desempeñar en el futuro de Corea del Sur, sin descartar una candidatura a las elecciones presidenciales.
Sin embargo, la situación entonces era mucho menos tensa ya que en la actualidad, la presidenta del país, Park Geun Hye, ha sido apartada del cargo y está siendo investigada por un polémico caso de corrupción que salió a la luz tras la detención de una de sus confidentes y amiga cercana.
Ban ha asegurado este viernes que en quince días se tomará "un descanso" y regresará a Corea del Sur. "Entonces, trataré de reunirme con el mayor número de personas posible, entre ellas líderes políticos y líderes de la comunidad, sociedades y con mis amigos", ha añadido.
"Y consideraré seriamente cómo puedo contribuir y qué puedo hacer por mi país", ha señalado.
"Como ya sabéis, la situación (actual) es muy, muy difícil. En cierto sentido, (Corea del Sur) está en crisis. Puedo entender y comprender la ansiedad del pueblo sobre el futuro de su país, ya que este es uno de los mayores desafíos a los que se ha enfrentado el pueblo surcoreano", ha agregado.
Ban ha subrayado que los ciudadanos de Corea del Sur "no quieren perder la democracia que tanto les ha costado conseguir" y el "desarrollo económico que, de hecho, ha transformado a Corea del Sur en un país donante a nivel global, de haber sido un país que recibía donaciones".
"Ese es uno de los orgullos que tiene el pueblo surcoreano. De hecho, los surcoreanos han sido vistos como un ejemplo en otros países en este sentido", ha señalado.
Asimismo, ha señalado que comprende "las aspiraciones del pueblo" por alcanzar "un nuevo tipo de liderazgo inclusivo que pueda ayudarles a superar los desafíos a los que se enfrentan".
"Y hay muchas cuestiones sobre cómo reconciliar las diferencias entre sus puntos de vista, de sus ingresos, de algunos regionalismos. Hay muchas, muchas cuestiones sobre las que tenemos que pensar. Esto significa reconciliación social, integración e instituciones democráticas mucho más maduras", ha remachado.
Por último, ha indicado que "mientras todo parece presentarse como un gran desafío para los surcoreanos y para el propio Gobierno", el propio Ban confía en que con su "resiliencia" serán capaces de superar "pronto" todas "estas dificultades".
Según una reciente encuesta elaborada por Gallup Korea y publicada esta misma semana, el excandidato presidencial Moon Jae In --quien perdió ante Park en 2012-- y Ban Ki Moon estarían empatados con un 20 por ciento de apoyo popular, de cara a la futura cita electoral, prevista para diciembre de 2017 pero que, dada la situación en el Gobierno, podría tener que adelantarse.