Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ban Ki Moon expresa su "profunda preocupación" por la violencia postelectoral en Gabón

El secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki Moon, ha expresado este miércoles su "profunda preocupación" por la violencia registrada en la capital de Gabón, Libreville, tras el anuncio de los resultados de las elecciones presidenciales, en las que se ha impuesto el mandatario, Alí Bongo.
En su comunicado, Ban ha reclamado a todos los actores involucrados que "eviten nuevos actos de violencia que puedan minar la paz y la estabilidad del país".
Asimismo, ha solicitado a las autoridades que "garanticen que las fuerzas de seguridad ejercerán la máxima contención en respuesta a las protestas", pidiendo a los líderes políticos que expresen sus diferencias "de forma pacífica".
Horas antes, la comisión electoral anunció que Bongo había obtenido el 49,8 por ciento de los votos, por delante del líder opositor, Jean Ping --que ha asegurado ser el vencedor--, quien ha recabado el 48,23 por ciento de las papeletas.
El anuncio ha desencadenado unas protestas en la capital que se han saldado con al menos seis heridos de bala y con el incendio de parte del Parlamento.
Asimismo, Ping ha denunciado un asalto por parte de la Guardia Presidencial al cuartel general de campaña que se habría saldado con al menos dos muertos, tras lo que ha pedido ayuda internacional para proteger a la población.
Los miembros opositores de la Comisión Electoral han rechazado el resultado oficial e incluso uno de ellos, Paul Marie Gondjout, ha denunciado que las elecciones presidenciales "han sido robadas" por el oficialismo.
El sistema electoral de Gabón contempla que el ganador es aquel que consiga más votos que sus rivales. Bongo, de 57 años de edad, fue elegido en 2009 tras la muerte de su padre, Omar Bongo, que gobernó el país durante 42 años.
Una victoria de Ping, antiguo ministro de Exteriores y presidente de la Comisión de la Unión Africana, pondría fin a medio siglo de gobierno de la familia Bongo en el país.