Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ban Ki Moon admite su "decepción" por el fracaso de las conversaciones chipriotas

El secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki Moon, ha reconocido su "decepción" por el hecho de que las conversaciones entre el presidente de Chipre, Nicos Anastasiades, y el líder de la parte turcochipriota, Mustafa Akinci, no hayan concluido con "los resultados deseados".
Las conversaciones terminaron sin acuerdo en la madrugada de este martes, ante el estancamiento sobre las demandas de los dos bandos. Ban, que ha recibido el informe del enviado especial para Chipre, Barth Eide, ha asegurado a través de un portavoz que las partes no han logrado ponerse de acuerdo en los criterios de reparto territorial.
El máximo responsable de la ONU ha agradecido los "esfuerzos" de Anastasiades y Akinci y ha compartido su "decepción", en la medida en que este diálogo parecía destinado a ser el definitivo. No obstante, espera que los dos dirigentes puedan seguir hablando para lograr una solución "mutuamente beneficiosa".
"Han logrado progresos significativos en los últimos 18 meses, avanzando mucho más de lo que se había hecho antes", ha destacado Ban Ki Moon, que espera poder cerrar un compromiso sobre la reunificación de la isla antes de que termine 2016. Ha instado a no dejar escapar esta "oportunidad histórica".
El secretario general de la ONU ha pedido a las dos partes que se abstengan de cualquier declaración o iniciativa que pueda perjudicar el diálogo y ha reiterado su "compromiso" y el de toda la organización para poder volver a la mesa de diálogo. Ban discutirá con los líderes grecochipriota y turcochipriota los pasos a seguir a partir de ahora.
El objetivo que se habían fijado las partes era el de someter el hipotético acuerdo a referéndum a principios del próximo año.